¿Cómo tratar la apendicitis?

La apendicitis es una patología que comienza con un dolor abdominal que luego se intensifica con presencia de fiebre y náuseas, inclusive llegando a cirugía.

Esta dolencia puede generarse por varias causas: irritación del apéndice, una gran ulceración o formación de absceso y hasta perforación.

Se presenta con dolores agudos del lado derecho del vientre. Aumenta la temperatura corporal, en muchos casos hay vómitos y estreñimiento, el cual algunas veces se altera con diarrea.

Al principio, el pulso puede ser de 80 a 100 pulsaciones por minuto. Si llegase a aumentar, es señal de un agravamiento de la inflamación. Sea cual sea el caso, es imprescindible el examen médico con urgencia.

Para detener el progreso y prevenir la apendicitis, la medicina natural ayuda con algunos remedios caseros, los cuales son eficaces si son aplicados con regularidad y en los primeros síntomas.

La apendicitis se puede tratar naturalmente

Existen variados remedios naturales para tratar la apendicitis, hay muchos con jugos vegetales.

Algunos jugos vegetales han demostrado ser una ayuda valiosa ante la apendicitis, siendo una combinación particularmente buena. Por ejemplo, 100 ml de cada uno de los siguientes jugos aportan una gran ayuda para tratar la apendicitis: pepino y remolacha mezclados con 300 ml de jugo de zanahoria, debiéndose tomar este jugo dos veces al día.

El suero de leche ayuda a tratar la apendicitis

El suero de la leche es muy beneficioso para tratar la apendicitis crónica. Para ayudarse de tal manera debe tomarse diariamente un litro de suero de leche distribuido durante el día y lejos de las comidas principales.

Pero hay otras maneras de tratar la apendicitis, como beber mucha agua durante todo el día, esto es esencial para un apéndice sano. Se puede preparar una taza de té de ginseng y consumir dos veces al día, puesto que ayuda a curar la inflamación y el dolor del apéndice.

Un remedio eficaz es el gramo verde para el tratamiento de la apendicitis. Tomar 1 cucharada de gramo verde empapada en agua tres veces al día ayudará.

Es aconsejable consumir igual cantidad de jugo de limón y miel para evitar la indigestión durante la apendicitis. Las hojas de menta también ayuda a aliviar el dolor causado por esta patología. Se puede añadir de 2 a 3 gotas de esencia de menta en agua y beber una vez cada 3 a 4 horas al día.

Tener una dieta alta en fibra llena de frutas y verduras de hoja verde es la mejor manera de evitar la inflamación del apéndice producto del estreñimiento. El suero de mantequilla es muy eficaz en la prevención del crecimiento bacteriano en el apéndice.

Si el paciente apendicitis sufre de fiebre, una decocción de hojas de albahaca (Tulsi) puede ayudar. Beber té de semillas de alholva sobre una base diaria para evitar la acumulación de residuos intestinales y el exceso de moco, es aconsejable.

IMPORTANTE: Notar si el dolor persiste por varios días. Puede generar un problema muy grave dejar avanzar la apendicitis.

Pero el médico siempre es la primera opción para tratar esta patología

Para los casos graves a veces los remedios caseros no funcionan de manera correcta, es por esto que es necesario recurrir a un médico lo más pronto posible. Mientras se dirige al hospital más cercano, realizar lo siguiente:

El paciente deberá acostarse y permanecer así hasta que el médico lo atienda. No se debe hacer esfuerzo alguno por evacuar. Aplicar compresas derivativas en el vientre por las noches. Pero durante el día, compresas frías.

Evitar la ingestión de cualquier alimento sólido. La bebida tiene que consistir únicamente en agua y algo de zumo de fruta. Tampoco se deben tomar purgas ni medicamento alguno, así como tampoco aplicar lavativas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.