Tratamientos naturales para la cara

Desde mucho tiempo la piel sana ha sido  símbolo de belleza y salud. Actualmente existen muchas compañías que generan cosméticos que permiten proteger y cuidar la piel. La forma más común de tratar la piel de nuestro rostro es con mascarillas, las cuales prometen devolverle la vitalidad y la lozanía a nuestra piel, aportando brillo, acabando con las impurezas y manchas, reduciendo la producción de sebo o brindando una buena hidratación.

Algunos factores que afectan la piel son: la exposición a la luz solar, uso de maquillajes, jabones, entre otros. Además, el alcoholismo, el tabaquismo. Pero gracias a este artículo, puedes obtener los mismos resultados de los cosméticos utilizando estos tratamientos naturales para la cara, y desde la comodidad de tu casa, pero sobre todo sin afectar tu bolcillo.

Tratamientos naturales para la cara

tratamientos para la cara

Tipos de mascarilla

Se debe tomar en cuenta de que cada persona posee un tipo de piel distinta como lo son la grasa, seca o mixta. Al igual que el tipo de padecimiento que desee solucionar como la resequedad, los granos o las manchas. Es por ello que antes de aplicar cualquier mascarilla es necesario que identifiques cuál es tu tipo de piel para saber cuál mascarilla aplicar.

  • Mascarilla reafirmante: Provoca tensión y reafirma los tejidos.
  • Mascarilla hidratante: Humecta la piel y aporta brillo.
  • Mascarilla estimulante: Pose altos niveles de proteínas y vitaminas.
  • Mascarilla renovadora: Favorece a la renovación de las células.
  • Mascarilla aclarante: Reduce la melanina, eliminando algunas manchas.
  • Mascarilla tensora: Causa tensión y aumenta la circulación y la nutrición de las células.
  • Mascarilla exfoliante: Elimina residuos de piel muerta y los excesos de sebo.

Antes de aplicarte cualquiera de estas mascarillas, lávate bien es rostro para así eliminar rastros de polvo o sudor, y así permitir que los beneficios de las mascarillas penetren mejor en los poros. También recuerda preparar sólo la cantidad que necesites, en caso de que te quede mezcla de sobra, guárdalo en un envase esterilizado dentro del refrigerador.

Es recomendable que te apliques las mascarillas día por medio, así dejas que tu rostro también descanse. Debes saber también que algunas de estas mascarillas contienen limón, que es un aclarante, pero también permite el crecimiento de manchas si no se espera un lapso de tiempo determinado antes de salir a tomar el sol.

Mascarilla reafirmante

mascarilla de aguacate

Para algunas personas, las arrugas simbolizan madures y sabiduría, y aunque la mayoría las acepta, otras personas prefieren deshacerse de ellas, o en su defecto disminuirlas. Este tratamiento natural para la cara no las eliminará, pero si podrás suavizarlas para que se disimulen mejor.2

Ingredientes:

  • 1 vaso de yogur natural.
  • 1 cda. de semillas de hinojo.
  • 1 cda. de hojas de hinojo (trituradas)

Preparación y aplicación:

La crema que quede después de ser procesada en la licuadora, debe ser homogénea y sin grumos. Luego se aplica en la piel, se deja reposar una media hora y luego se retira con agua tibia.

Mascarillas hidratantes

Algunos frutos como el plátano o el pepino, son perfectos como tratamientos naturales para la cara, puesto a que hidratan la piel reseca, esto se debe a sus altos niveles de agua.

Ingredientes:

  • 1 plátano o banana.
  • 1 pepino maduro.

Preparación y aplicación:

Independientemente de cual haya sido la fruta que escogieras para esta mascarilla, el procedimiento de preparación es el mismo. Luego de pelar la fruta, se desintegra hasta obtener un puré o pasta. Se debe extender por todo el rostro y dejar reposar de 15 a 20 minutos, al terminar enjuagar con agua tibia.

Mascarillas estimulantes

mascarilla facial
Luego de una exfoliación o si deseas activar las células de tu piel, estos tratamientos naturales para la cara serán las ideales para esto.

1- Ingredientes:

  • 3 fesas (grades y maduras).
  • 3 cdas. de miel.

2- Ingredientes:

  • 1 cda. de miel.
  • 1 cda. de agua mineral.
  • 1 cda. de agua de rosas.
  • 1 cda. de yogut natural o leche.

Preparación y aplicación:

Con la primera mascarilla, se muelen las fresas y luego se mezclan con la miel. Si escogiste la segunda, simplemente diluye todos los ingredientes para luego mezclarlos y aplícatela  con un algodoncito. Deja reposar de 15 a 2º minutos y para después enjuagar con agua tibia.

Mascarillas renovadoras

Si deseas renovar las células de tu rostro, para mostrar una piel más lozana y saludable, estas mascarillas serán tus grandes aliadas.

Ingredientes:

  • 2 cdas. de miel.
  • 1 clara de huevo.
  • 1 cda. de jugo de limón.
  • de leche descremada (tibia).

Preparación y aplicación:

Mezcla la miel junto con la clara de huevo y el limón. Aplica sobre el rostro y masajea suavemente. Déjala que repose durante unos 15 minutos y luego retírala con la leche tibia, para seguidamente enjuagar con agua. Con las rosas, tritúralas hasta obtener una pasta y aplícatela. Después de 20 minutos retírala con agua fría.

Mascarillas aclarantes

Estas mascarillas prometen no solo aclarar la piel y eliminar mancas, sino también deshacernos de esos granitos y puntos negros que tan desagradable se ven.

1- Ingredientes:

  • 1 tomate maduro.
  • 1 cda. de miel
  • 1 cda. de zumo de limón.

Preparación y aplicación:

Con el tomate, pícalo a la mitad y pásalo por toda la piel. Deja que repose unos 15 minutos y luego retíralo con agua tibia. Si te decidiste por la segunda opción, mezcla la miel con el zumo de limón. Después extiende la mezcla con un algodón, y deja reposar por unos 10 minutos. Luego retira con abundante agua.

Mascarillas exfoliantes

La miel, dulce y deliciosa miel. ¿Quién iba a pensar que por si sola tendría tan buenos efectos como exfoliante? Y más aún si va acompañada con el ingrediente adecuado.

Ingredientes:

  • 2 cdas. soperas de Miel.
  • 1 cda. de zumo de limón.
  • 2 almendras.

Preparación y aplicación:

Simplemente puede aplicarse la miel sobre el rostro durante quince minutos, y luego retirar con agua fría. En caso de un mayor efecto exfoliante, se muelen las almendras hasta obtener un fino polvo, este proceso puede realizarse ya sea con un mortero o una procesadora. Luego de mezcla con la miel y el zumo de limón. Aplicando por el rostro con suaves masajes circulares, luego se deja reposar de 15 a 20 minutos. Para luego lavar con agua tibia.

Recuerda que para mantener una piel suave y saludable, también debes complementar el tratamiento facial con una buena alimentación balanceada. Tomar 2 litros de agua diarios. Si ya probaste alguna de nuestras recomendaciones y te ha funcionado, comparte tu experiencia con nosotros.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.