Todo sobre las alergias

Las alergias son reacciones fisiológicas producidas cuando el sistema inmunológico reacciona a una sustancia extraña específica llamada o nombrada como alérgeno. Lo normal, es que el cuerpo humano se defienda frente a este tipo de sustancia, tales como virus o bacterias. Sin embargo, algunas veces las defensas atacan agresivamente a sustancias que son por lo general inofensivas como, por ejemplo, el moho, el polvo o el polen.

Todo sobre las alergias

El sistema inmune genera inmensas cantidades de anticuerpos estos denominados como inmunoglobulina para después utilizarlos para atacar y destruir al supuesto agente enemigo.  Cada anticuerpo tiene como tarea atacar específicamente a la sustancia que desencadena la reacción alérgica en particular.

Durante este proceso de defensa, se liberan químicos inflamatorios tales como las citocinas, histaminas y los leucotrienos, que hace que una persona propensa a las alergias experimente algunos síntomas desagradables, en casos extremos, correr peligro por su vida.

¿Qué son las reacciones alérgicas?

Una reacción alérgica puede producirse en los ojos, la piel, en el estómago, es más frecuente en la nariz, la garganta y los pulmones, también en sitios donde se encuentran localizadas las células del sistema inmunológico.

Las reacciones pueden en particular provocar rinitis estornudos, rinitis, secreción nasal comezón nasal, comezón en los oídos o en el paladar, entre otros.

Otras enfermedades como conjuntivitis alérgica, es decir, ojos rojos, irritados y llorosos también una dermatitis atópica que sucede cuando la piel es enrojecida, irritada y reseca o una dermatitis por contacto que puede provocar erupción de la piel que produce comezón y por último el asma por problemas de ventilación tales como falta de aliento, tos, respiración sibilante.

¿Cuáles son las causas de las reacciones alérgicas?

Existen cientos de sustancias que pueden causar estas reacciones alérgicas, estos son mayormente denominados como alergenos, y son los siguientes.

Pólenes, el látex de caucho natural, el moho, los ácaros del polvo, los alimentos, los medicamentos, las plumas, las picaduras de insectos, las cucarachas entre otros.

Pueden haber miles de alérgenos que puedan afectar al ser humano y que el sistema inmunológico pueda defender, pero estos serían unos de todos los alérgenos que pueden haber.

¿Quién se ve afectado por las alergias?

Las alergias pueden afectar a cualquiera, no importa el sexo, la edad, la raza o el nivel socioeconómico. Normalmente, las alergias son más comunes en los niños, sin embargo, un primer episodio puede suceder a cualquier edad, o recurrir después de muchos años.

Las alergias pueden ocurrir en familias, frecuentemente, los síntomas de las alergias se van desarrollando genéticamente a lo largo de un período de tiempo.

Las personas que padecen la alergia pueden acostumbrarse a los síntomas más graves, ya séase cogestión nasal, estornudos entre otros, y no pensar que sus síntomas son inusuales. Sin embargo, estos síntomas pueden llegar a prevenirse o controlarse y de esta forma mejorar la calidad de vida.

¿Cómo diagnosticar las alergias?

La prueba cutánea es un método para medir el nivel de anticuerpos frente a algunos alergenos en específico. El médico utiliza soluciones de estos alergenos, las cuales inyecta al niño. La reacción aparece como una pequeña área enrojecida en la piel.

El análisis de sangre, tal como la prueba cutánea, se utiliza para medir el nivel de anticuerpos frente a alérgenos en particular. Un análisis de sangre común se denomina como la prueba radioalergosorbente.

La prueba de provocación es una prueba supervisada por un especialista en estos casos debido a que una pequeña cantidad de alérgeno se toma por vía oral aunque también puede inhalarse.

Tratamiento para las alergias

El tratamiento específico de las alergias será determinado por el médico basándose totalmente en lo siguiente:

La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica, qué tan avanzada está la enfermedad.

También puede ser la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias y sus expectativas para el desarrollo de la enfermedad.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.