Si te duele tu espalda sigue estos consejos medicinales

SI TE DUELE TU ESPALDA

dolor-espalda

El dolor de  tu  espalda puede ser uno de los primero síntomas de osteoporosis. Actualmente existen tratamientos muy eficaces para controlar esta enfermedad. Uno de los más novedosos, recientemente comercializado el ácido zoledrónico, que actúa rápidamente.

Para tener unos huesos fuertes en el futuro se debe cuidar los huesos desde joven y concienciarse de la relevancia de la relevancia de adoptar unos hábitos de vida saludables. Evitando los cuadros de anorexia en la juventud  ya que aumentan enormemente el riesgo de padecer osteoporosis.

Difícilmente conseguiremos tener  unos huesos sanos cuando seamos mayores si no los hemos cuidado durante la juventud. Por ellos te apuntamos estos consejos al caminar y otros ejercicios.

Las malas posturas, estar de pie muchas horas, cargar peso de manera inadecuada o el estrés favorecen el dolor de tu  espalda.

La mejor postura es la que se va variando. Si estás sentado, ve cambiando de posición y levántate de vez en cuando. Y si estás de pie, lleva los hombros hacia atrás y aprieta el abdomen.  Pero sobretodo intenta no estar mucho rato parado.

Si te duele, un automasaje da un rápido alivio. Con  tu espalda erguida, coloca los pulgares a ambos lados de la columna en la zona lumbar. Con suavidad realiza movimientos cortos hacia arriba y hacia abajo.

Estírate con estos ejercicios, al despertar, en el trabajo o antes de ir a la cama. Previene y aminora el dolor y devuelve al músculo su forma. Bastan diez minutos, tres días a la semana.

REFUERZAS

Empezamos estirándonos para mejorar la postura y reforzar los hombros. De pie, cruza los brazos con las manos entrelazadas. Levántalas, mientras coges aire por la nariz, metes la barriga y te estiras lo que puedas (sin subir los talones). Mantén la posición 10 segundos y baja sacando el aire por la boca.

Repite el ejercicio dos veces. Luego hazlo dos más invirtiendo el orden de las manos.

Consejo práctico: este primer ejercicio es sencillo, pero ten en cuenta que el tronco debe estar recto y no moverse.

ESTIRAS

Artículos Relacionados
1 De 4

estira-dolor-de-espalda

Así ensanchas el pecho y ayudas a proteger la zona media de tu espalda. Con los pies ligeramente separados, dobla la rodilla derecha y mantén la izquierda bien estirada. Acerca la mano derecha al pie del mismo lado doblando la cintura. A la vez, extiende el brazo izquierdo hacia arriba y mírate la mano. Luego, dobla la rodilla izquierda y repite cambiando de lado.

Consejo práctico

Este estiramiento puedes repetirlo cuantas veces quieras, aunque es mejor realizar pocos movimientos pero lentamente bien hechos.

RELAJAS

Vamos a relajar toda la zona de las cervicales.

Levanta hacia delante una pierna y dóblala. Intenta acercarla lo más posible al cuerpo. Entrecruza los dedos alrededor de la rodilla para sujetarla y deja entonces la pierna relaja en el aire. Tira el cuerpo hacia atrás manteniendo recta la columna y ve inclinándola hacia atrás. Respira hondo y repite el ejercicio con la otra pierna.

FORTALECES

Endurece los muslos y espalda: los fortaleces y previenes lesiones. Ponte con tu espalda pegada en la pared y los pies algo separados. Dobla las rodillas y haz bajar la cadera, intentando que no se despegue de la pared. Para lograrlo, deberás bascular la cadera hacia delante. Baja tanto como te permitan tus rodillas. Reincorpórate y repite el ejercicio unas tres veces.

Consejo práctico: Haz el ejercicio con los brazos en alto para no apoyar las manos en la pared.

Otros ejercicios:

Apoya el pecho

  1. Siéntate frente a la pared, tocando con los pies. Extiende los brazos y apoya las manos sobre ella. Intenta tocar el muro con el busto y haz balanceos.. Separa y vuelve partiendo de la misma posición, adelanta el busto y manteniendo esta postura, separa de la pared alternativamente los brazos extendidos.
  1. Estirar los brazos. Con los brazos flexionados por detrás de la espalda: Intenta que ambas manos se toquen o se lleguen a coger.

Hombros

Sentada, eleva simultáneamente los hombros. Hazlo también con una ligera rotación del hombro hacia atrás.

También puedes leer

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.