Sistema Digestivo

Sistema Digestivo o Aparato Digestivo.

¿Que es el sistema digestivo? ¿Tienes dudas respecto al Aparato Digestivo? ¿Sientes que se te hace complicado entender todas sus responsabilidades y partes? Mediante la presente demostraremos que no es tan difícil como creías y cuán importante es tener en consideración estos entendimientos.

Ya que, todos los cuerpos necesitan alimentación para mantenernos sanos y poder cumplir con todos los requerimientos que el organismo necesita en cada momento. Además, de las funciones y deberes respectivas del día a día.

¿Qué es el Sistema Digestivo?

Que es el sistema digestivo

El Sistema Digestivo es el grupo estructural encargado de la digestión. Es decir, los procesa de forma que consigan ser impregnados y asimilados por el cuerpo humano. Ahora bien, se encuentra conformado por un conjunto de órganos formadores de un tubo que se dirige primeramente de boca al ano. También, existen otros órganos anexos que contribuyen en este protocolo para transformar y absorber los suministros que se consumen diariamente.

Teniendo como finalidad descomponer los alimentos para proporcionar energía necesaria en el organismo. Por otra parte, los suministros y líquidos que diariamente consumimos deben ser transformados. De esta manera, dichos alimentos deben ser procesados mediante varios mecanismos para transformarse en nutrientes y ser transportados a las cavidades de todo el cuerpo.

La digestión es un protocolo por donde todos los suministros alimenticios deben pasar, descomponiéndose para que el cuerpo pueda utilizarlos como reservorio de energía. Por ende, mediante su trayecto por el tracto digestivo se van mezclando los alimentos con sustancias químicas propias del estómago.

Partes del Sistema Digestivo

Los órganos del Aparato Digestivo son los nombraremos a continuación:

Partes del Sistema Digestivo

La boca

Es la cavidad donde comienza el mecanismo de digestión. De manera que, está formada por los dientes que trituran los alimentos. Posteriormente, la lengua que ayuda en la trituración y combinación de alimentos facilitando su paso hacia el esófago. Claro está, que estas acciones están ayudadas por los músculos de la masticación que son controlados a voluntad. Sin estos, la masticación sería un proceso imposible.

También, la saliva que proporciona la deglución como lubricante y destruyendo las bacterias consumidas en los alimentos. Siendo la saliva, el principal protagonista dentro de la cavidad oral, sin producción de esta sería muy dificultosos deglutir. Por último, el efecto de la masticación crea una masa denominada bolo alimenticio. el cual se envía hacia el esófago, que gracias a movimientos involuntarios dirige el alimento hacia el estómago.

La faringe

En apariencia de tubo ayuda principalmente a la respiración, conectado con la nariz, boca, tráquea y esófago. Seguidamente, forma fragmento del aparato digestivo y respiratorio ya que pasa comida y aire respectivamente. El objeto de esta estructura es de gran importancia, siendo una especie de compuerta que reglamenta el paso de aire y alimento. Por ende, solo alcanza pasar el aire hacia los pulmones y los alimentos hacia el esófago.

El esófago

Está constituido por un conducto muscular de 30 centímetros aproximadamente, ubicado en el cuello. De igual forma, su objetivo es transportar directamente los alimentos para el estómago para seguir con el respectivo desenvolvimiento de la digestión. También, forma fragmento del Aparato respiratorio ya que los gases son expulsados a través de él. No aportan en la digestión, simplemente es una organización de transporte y conexión.

El estómago

Su principal objetivo es almacenar la comida proveniente del esófago. También, mediante sus jugos gástricos se comisiona desintegrar los alimentos para seguir con su recorrido hacia el intestino delgado. Sin la operación de este órgano la absorción de los sustentos seria dificultosa. Puesto que, su colaboración lleva al alimento a un estado más absorbible. Este, se sitúa en la parte superior del abdomen por debajo del hígado.

El intestino delgado

La generalización de las partículas digeridas de los alimentos y el líquido se absorben a través del intestino delgado. De manera que, es el delegado para activar las respectivas señales de apetito.

A su vez, está ubicado después del estómago hasta el colon. Además, su principal parte, el duodeno es el delegado para digerir los alimentos, absorber nutrientes y hierro. También se faculta para controlar la velocidad del vaciado gástrico. Siendo esta estructura semirrígida en apariencia de C el lugar donde se vierten los productos hepáticos, pancreáticos y de la vesícula biliar.

El intestino grueso

Entre las variadas funciones del intestino grueso se posee la creación de heces fecales. De igual manera, la absorción de agua, vitaminas, sodio y potasio. Adicionalmente, la parte más significativa es el colon, convirtiendo en heces el líquido proveniente del intestino delgado. También, las bacterias que transitan allí producen vitaminas K y B. Por otro lado, el colon origina anticuerpos que mantienen seguro al sistema contra posibles enfermedades.

En síntesis, en el intestino grueso es donde se realiza el reciclaje y la absorción de toda el agua ingerida. Algo de suma importancia, de perderse este líquido se ingresaría en un período de deshidratación. Siendo lo que ocurre cuando por diferentes razones ocurren procesos diarreicos que afectan este órgano. Pudiendo incluso producir la muerte por deshidratación en cuestión de días.

El ano y el recto

Siendo las 2 últimas partes del Sistema Digestivo se encomiendan a recoger los residuos de alimentos. Posteriormente, los retienen y mediante los músculos del ano controlar la excreción del material fecal. Gracias a la existencia de estas estructuras y los músculos que las componen es posible controlar la defecación. De no coexistir o haber un fallo en ellas, sería un proceso espontaneo y muy desagradable.

Las glándulas anexas

Las glándulas anexas son aquellas que de una u otra manera producen líquidos para el mecanismo de digestión. De esta manera, logran transformar los alimentos para crecer la eficacia de la digestión. Por otra parte, las enzimas aumentan la desintegración de los alimentos convertidos posteriormente en nutrientes.

Las glándulas salivales

Su principal función es la producción de saliva, sirviendo para humedecer los alimentos que se ingieren a través de la boca. Por consiguiente, facilitando el mecanismo de digestión. Adicionalmente, se constituyen por tener 3 partes, desembocando en el interior de la boca. De hecho, un par está por debajo de la lengua, otro bajo la mandíbula y debajo de las orejas.

El páncreas

Principalmente tiene aspecto de lóbulo grande, se le encomienda producir hormonas que facilitan la digestión de los alimentos. Además, regulan los niveles de azúcar en la sangre y de jugo pancreático. Por supuesto, es bueno recalcar el objetivo que tiene este órgano en el funcionamiento correcto del sistema. Sin su aporte, los desequilibrios químicos que se producirían harían técnicamente imposible aprovechar las proteínas de la dieta.

Apéndice

El apéndice cecal posee forma de lombriz, saliendo desde un extremo del intestino. En otro orden, es de gran interés ya que es asiento frecuente de procesos patológicos. De hecho, el apéndice está incurvado sobre sí mismo. Por lo que, puede presentar un riesgo de que la acción de las bacterias deshaga el contenido del apéndice. También de la propia pared del órgano ya que los gérmenes que circulan en esa zona podrían infectarla.

El hígado

Es la víscera más grande del organismo, está constituido por cuatro lóbulos que seguidamente se fraccionan en segmentos. Asimismo, tiene funcionalidades de producción de la bilis (siendo importante en la digestión y absorción de grasas). Además, es el delegado de desechar sustancias tóxicas del organismo y almacena vitamina. Es el órgano más importante del cuerpo humano, ya que, toda la sangre es filtrada y enriquecida en su parénquima.

La vesícula biliar

Es una víscera hueca y pequeña que tiene como finalidad proporcionar la digestión. Asimismo, suministra la filtración de grasas y excreta el sobrante de colesterol, hemoglobina y medicamentos que no necesita el organismo. Para lograrlo, produce ciertas enzimas que permiten el mecanismo de saponificación de las grasas. Único estado por el que pueden procesarse y absorberse los lípidos.

Función del Sistema Digestivo

El aparato digestivo tiene como principal función convertir los alimentos que se asimilan cotidianamente en energía para el organismo. De esta manera, existen principalmente 4 pasos para perfeccionar la funcionalidad del mismo.

Entre ellos, transportar los alimentos por todo el espacio digestivo para luego ser secretados (descompuestos) mediante los jugos gástricos. Consecutivamente, absorber los nutrientes que se necesitan y desechando los que no nutran al organismo.

Todos los sistemas del organismo tienen una gran importancia para la vida, su trabajo conjunto es lo que realiza este milagro. De no existir el sistema digestivo o presentar fallas graves la vida queda completamente mermada. Sin nutrientes y compuestos simples que nos permitan la síntesis de proteínas y energía, no existiría el humano como especie. Por ello, el compromiso de estos sistemas de forma grave causa la muerte rápidamente.

¿Cómo funciona el Sistema Digestivo?

Cómo funciona el Sistema Digestivo

 

Participación de la cavidad oral

El mecanismo de digestión comprende un largo proceso, siendo la masticación el primero. La cual, es una etapa del proceso fundamental, ya que se comisiona de compactar los suministros y transformarlos en el bolo alimenticio. En este paso intervienen enzimas que comienzan con la degradación alimentaria. Sin esta etapa, no sería viable deglutir alimentos de gran tamaño y composición intrincada.

Conducción del alimento

Posteriormente, se da en descenso de los alimentos por estructurar importantes que no son más que un tubo conector. La acción de la ingestión transporta los alimentos desde la faringe hasta el esófago. Quien es el designado a llevar el alimento para el estómago, órgano principal del sistema digestivo.  En él se tiene lugar la mezcla de los alimentos consumidos y su posterior degradación en productos aún más pequeños.

Papel del estomago

Esto sucede gracias a que el estómago es un depósito que contiene a los jugos gástricos, que se encomienda a descomponer el alimento. Al mencionar descomponer se refiere a la degradación en los componentes nativos del alimento. Los cuales, descienden mediante los intestinos, donde se da la absorción de todos los nutrientes aprovechables y el agua. Esta tarea es la que marca la nutrición del ser humano en su máximo esplendor.

Proceso del Aparato Digestivo

Durante el momento de digestión, mediante la ingesta de diferentes alimentos se procesan diferentes enzimas. Además, glándulas que en conjunto con las enzimas convierten cada uno de los suministros en sustentos para el cuerpo. Resulta oportuno mencionar, que los alimentos que no aporten los nutrientes necesarios serán desechados mediante la orina y las heces fecales.

Duración del proceso de digestión

Este proceso no posee un intervalo determinado, usualmente consta de 2 a 5 horas para digerir totalmente los alimentos. No obstante, hay determinados productos o comidas que podrían tardar incluso varios días para ser impregnados por el organismo. Todo esto, va a variar de la cantidad del alimento, prontitud del metabolismo basal y la naturaleza del mismo. Este intervalo es variable de acuerdo al organismo propio.

En el cuerpo humano, ocurren muchos mecanismos para lograr que el mecanismo de digestión finalice favorablemente. Ahora bien, para que estos mecanismos se realicen es necesario la ayuda de reguladores hormonales que se liberan mediante la mucosa del estómago e intestino delgado.

De manera que, estas hormonas hacen un recorrido por todo el tracto gastrointestinal para incitar la obtención de los jugos gástricos. A su vez, generando los movimientos de los órganos del Sistema Digestivo.

Reguladores hormonales

Las proteínas son importantes para el organismo, durante el trabajo de digestión los glúcidos y lípidos y proteínas se transforman en unidades más sencillas. De hecho, dada la intervención de las enzimas, la sangre puede absorberlas y transportarlas para su posterior utilización en el organismo. Recordando que las enzimas son también de origen proteico, por lo que podría decirse que es un fruto de la absorción de nutrientes.

Igualmente, estas hormonas realizan un recorrido que se libera en la sangre del tracto digestivo. Seguidamente, se rige hacia el corazón transitando por las arterias para regresar consecutivamente al aparato digestivo. En este tránsito llevan información de gran relevancia para infinidad de procesos. Provocando la sensación de hambre, sed, dolor, entre otras posibles consecuencias.

Hormonas que controlan la digestión

Hormonas que controlan la digestión

Las hormonas que regulan este proceso son denominadas: gastrina, secretina y colecistoquinina. Además, entre las principales funciones de estas hormonas tenemos que, la gastrina se origina dentro del estómago. A su vez, evita el reflujo gástrico estimulando los movimientos del mismo.

Asimismo, esta hormona es responsable de provocar la liberación del ácido que disuelve los alimentos. Por sobre todo es importante para el aumento de las células en estado normal en el revestimiento del estómago.

La secretina es una hormona que estimula la síntesis de la enzima que asimila las proteínas. Por otro lado, da órdenes al páncreas de secretar un líquido digestivo con bicarbonato para contrarrestar el ácido del estómago. También, intercepta en la estimulación del hígado para la creación de bilis.

Por otra parte, la colecistoquinina incita el desocupado de la vesícula biliar y secreta el jugo pancreático. Además, regula el normal crecimiento de las células provenientes del páncreas.

Hormonas que controlan el apetito

Hormonas que controlan el apetito

Para el control del apetito existen dos hormonas tales como: La ghrelina y péptido yy. Ahora bien, siendo la ghrelina la encargada de enviar señales al cerebro controlando la porción de alimentos que se ingiere. Consecutivamente, el péptido yy detiene los antojos cuando el aparato digestivo se encuentra satisfecho inhibiendo el apetito.

Reguladores nerviosos

Reguladores nerviosos

El Sistema Digestivo también está relacionado estrechamente con el Sistema nervioso, controlando las acciones del mismo. Ahora bien, este par de nervios se denominan extrínsecos (de afuera) e intrínsecos (de adentro). Primeramente, los extrínsecos inducen la emancipación de sustancias químicas como la acetilcolina y la adrenalina. De hecho, estos nervios se originan desde el cerebro o médula espinal.

Por otro lado, la acetilcolina produce contracción en los músculos digestivo ayudando a la velocidad de los alimentos por el tubo digestivo. A su vez, produciendo un incremento del jugo digestivo derivado del estómago y páncreas.

Además, la adrenalina tiene una función totalmente diferente que es relajar los músculos de los intestinos y estómago. Por consiguiente, produciendo un descenso del flujo de sangre, retrasando o interrumpiendo la digestión.

Los nervios intrínsecos liberan sustancias que retrasan o aceleran el movimiento de los alimentos, así como la elaboración de jugos gástricos. De hecho, la acción de los mismos se produce al estirar las paredes de los órganos con el pasar de los alimentos.

¿Por qué es importante la digestión?

Cuando ingerimos cualquier tipo de alimentos, estos no están de la manera adecuada de manera que el cuerpo pueda metabolizarlos. Así que, es necesario convertirlos en moléculas de nutrientes para ser envueltos y transportados a la sangre y todo el cuerpo. Por ende, la digestión es el mecanismo mediante el cual los alimentos y bebidas se descomponen. Para que el cuerpo pueda utilizarlos como fuentes de energía y alimentar las células del organismo.

¿Cómo se digieren los alimentos?

El protocolo de digestión está conformado por la combinación de los alimentos. A través de, su camino por el tracto digestivo y la desintegración de partículas grandes a pequeñas. Para dar continuidad, comienza en la boca, desde que masticamos y tragamos hasta llegar al intestino delgado.

¿Cómo cuidar el Aparato Digestivo?

Para mantener un cuidado del aparato digestivo óptimo debemos tener en cuenta principalmente el llevar una dieta balanceada. Por otro lado, se debe masticar muy bien todos los alimentos a ingerir, para así facilitarle el trabajo al estómago. También, hay que considerar el comer despacio, esto ayuda a triturar bien los alimentos además de fortalecer el gusto en cada intervalo.

Por otra parte, otro factor importante es comer a una temperatura prudencial, es riesgoso alimentarse con comidas que estén a temperaturas muy altas (calientes). Por ende, alimentos en temperaturas muy bajas (fríos) también pueden traer consecuencias. De esta manera, lo recomendable es consumir alimentos en temperaturas naturales. El cuidado del aparato digestivo es una inversión a futuro que puede prolongar tu vida.

Nada en exceso es recomendable

Comer exceso no recomendable

El consumo descomunal de picantes, alcohol y tabaco son totalmente perjudiciales para el tracto digestivo, ya que podría acarrear ciertas patologías. Asimismo, ingerir alimentos mayores en fibra son esenciales para producción de desechos en el organismo.

Para una mayor calidad de vida, es recomendable mantener una dieta balanceada rica en fibras y proteínas. De esta manera, debe incluir alimentos variados y diariamente desayunar para obtener suficiente energía todo el día.

El mantener un estado de ánimo favorable durante las horas de comida es esencial. Por ende, se recomienda evitar disgustos al momento de alimentarse. Además, resulta de gran ayuda beber 2 litros de agua durante intervalos del día para contribuir con la digestión.

El ejercicio físico resulta ser de gran colaboración para el organismo. Sin embargo, no se aconseja realizar los mismos después de comer, sino esperar un tiempo prudente. También, se recomienda lavarse las manos antes y después de comer con el objetivo de evitar enfermedades futuras.

Enfermedades del Sistema Digestivo

El aparato digestivo juega un rol importante en el organismo, dado que sin éste sería imposible desenvolver, procesar y asimilar los productos que a diario se consumen. Asimismo, como todos los sistemas y órganos del organismo éste no está exento de contraer enfermedades.

Adicionalmente, los factores para producirse pueden resultar debido a infecciones, mala higiene, alimentación, traumatismos o accidentes.  Ahora bien, teniendo en consideración estos elementos podría expresarse que las enfermedades en su mayoría se pueden evitar.

Enfermedades en el esófago

La disfagia principalmente afecta al esófago, su principal denominación es el impedimento para la deglución. Por otra parte, se tiene el reflujo, siendo la consecuencia del regreso contenido gástrico al esófago. Sucede básicamente por una falla en el esfínter esofágico inferior, que no le permite este retorno. Se ha justificado que el alcohol y el tabaquismo contribuyen a que acontezca este mal funcionamiento.

Una de las enfermedades más recurrentes es la gastritis, siendo un proceso inflamatorio que puede afectar a toda la mucosa. El exceso en la producción de ácido clorhídrico estomacal causa daños en las células estomacales. Generando así, que la protección mucosa pierda el efecto y lesione el tejido estomacal. Además, esta patología podría ser descubierta mediante la endoscopia o examen anatomopatológico.

Tumores en el esófago

Los tumores benignos corresponden al 10% de todos los tumores esofágicos. Por lo tanto, cuando los tumores son malignos suelen presentarse complicaciones como problema al deglutir y pérdida de peso desproporcionada. Además, cuando se descubre la enfermedad usualmente está en grado avanzado ya que invade el tejido periesofágico. Por último, la solución es la vía quirúrgica adicional a tratamiento con quimioterapia y radioterapia.

Hernias

Las hernias en el tubo digestivo son denominadas hernias de hiato. A su vez, reaccionan cuando una parte del estómago sobresale a través del diafragma. Posteriormente, pasando al esófago y trayendo alteraciones a nivel abdominal.

Enfermedades en el estómago

La úlcera gástrica como resultado de procesos inflamatorios hace que se pierda sustancia dentro de la mucosa del estómago.  Además, existen las úlceras de estrés generados por angustia en el paciente, usualmente encontradas en el estómago.

Cáncer

En cada órgano del Sistema Digestivo pueden ocurrir variados tipos de cáncer, entre los principales destaca el cáncer de estómago. Se puede mencionar, que es uno de los más frecuentes y constantes en la población, más de 90% son por adenocarcinoma. Igualmente, es originado por la infección por bacterias, herencia y alimentación. Adicionalmente, los componentes ambientales son responsables del 62% de los canceres mientras que, por herencia corresponde el 28%.

Comúnmente se sabe que la mayoría de los diagnósticos de cáncer de estómago son en hombres ascendentes de 40 años. Sin embargo, se han visto casos con diferentes edades y sexo. En concreto, entre los síntomas del mismo se encuentran debilidad o fatiga, náuseas y pérdida de peso.

Además, en los diagnósticos más extremos vómitos con sangre, heces oscuras y deterioro de la salud en general. A tal efecto, los estudios elaborados suelen ser tardíos por la falta de síntomas en la mayoría de los pacientes.

Principales enfermedades del intestino grueso

Entre las principales enfermedades tenemos la enfermedad celíaca. Por consiguiente, afecta distintos órganos y sistemas, es difícil de diagnosticar, procedente por intolerancia a la lactosa. Asimismo, ocurre mayormente en niños y adolescentes de ambos géneros, produciendo diarrea, distenia y pérdida de peso. Los síntomas suelen ser poco evidentes, usualmente no es diagnosticada, pero es la patología crónica más frecuente.

La diarrea, se interpreta como la frecuencia al evacuar y la consistencia de las heces fuera del rango normal. Adicionalmente, pueden ser a consecuencia de la mala alimentación como a alguna infección en el intestino grueso.

Por otra parte, existe el estreñimiento todo lo inverso a la diarrea sucede cuando el paciente le cuesta evacuar. Además, esfuerzo al defecar y sensación de evacuación incompleta, cuando no se lleva una alimentación a base de fibras y frutas.

En este mismo sentido, tenemos el síndrome del intestino irritable, es un conjunto de trastornos funcionales del intestino. Como resultado, no es considerado una patología propiamente dicha. Además, entre los síntomas más evidentes está el dolor, hinchazón y alteración a nivel abdominal.

Enfermedades poco frecuentes del intestino grueso

En otro orden, existe la colitis, inflamando el colon (intestino grueso). En segundo lugar, como síntomas relevantes se disponen la diarrea y los dolores abdominales. Sin embargo, los orígenes de esta patología pueden ser diversas, tales como, la alimentación, herencia y estilo de vida. En igual forma, existe la úlcera péptica que sobresalta la mucosa gastrointestinal. Asimismo, se encuentran usualmente en el estómago y el bulbo duodenal.

En el intestino grueso se encuentra el síndrome del intestino irritable, presenciando dolor abdominal, afectando todo el tracto gastrointestinal. De hecho, se diagnostica usualmente por antecedentes de depresión y ansiedad.

La enfermedad de Crohn es de principio desconocido, en el mundo es poco el porcentaje que lo presenta. Usualmente, es conocida como inflamación crónica que afecta desde la boca hasta el ano, con mayor frecuencia ocurre en el intestino grueso.

Tumores intestinales

Tanto en el intestino como en cualquier otro órgano del aparato digestivo pueden encontrarse cualquier tipo de tumores: benignos y malignos. De esta manera, el cáncer de colon y recto son de los más diagnosticados en hombres y mujeres. En su mayoría se diagnostican mediante sus síntomas y complicaciones. Además, la mejoría depende si el tumor está limitado a las paredes del intestino.

Apendicitis

La apendicitis está estrechamente ligada a los trastornos del intestino. De esta manera, debido a una infección ocurre una inflamación del apéndice la cual debe ser extirpada quirúrgicamente. Esta patología suele ser benigna y no tiene complicaciones si es consultada a la brevedad.

Enfermedades del hígado

La cirrosis es la alteración del tejido hepático, siendo una inflamación irreversible se da conocer como la principal causa el alcoholismo. De manera que, afecta directamente al hígado degenerando también el sistema nervioso y los demás órganos del cuerpo.

La hepatitis es una patología común que afecta el hígado producida por un virus. En consecuencia, tienen varios tipos, la hepatitis A es poco significativa causada por alimentos contaminados. En segundo lugar, la hepatitis B es letal y se infecta vía sexual o sangre. La hepatitis D es contagiada por un agente delta que infecta a través de la hepatitis B (HBV) y su duración dependerá de la misma y no puede ser excedida.

Enfermedades del páncreas

Entre las enfermedades que perturban al páncreas principalmente recurre la pancreatitis, dividiéndose en aguda y leve. Primeramente, la aguda produce una inflamación desproporcionada del páncreas que provocan la muerte de las células del mismo.

La diabetes, afecta principalmente al páncreas, en la que los niveles de glucosa (azúcar) están altos en la sangre. Por otra parte, las causas principales son el consumo excesivo de azúcar o herencia familiar. Sin embargo, la diabetes no tiene cura, con tratamiento y buena alimentación se puede tener buena calidad de vida.

En conclusión, el Sistema Digestivo es un complemento de órganos que mediante de diferentes mecanismos transforman los alimentos en los nutrientes necesarios para cubrir las necesidades del organismo. Así como también, desechar todas las sustancias que no son provechosas para el mismo.

Además, es importante conocer el aparato digestivo para saber cómo comienza la digestión una vez comenzamos a masticar los alimentos. Recordando así que somos lo que comemos, se recomienda mantener una alimentación balanceada para contribuir al organismo los nutrientes primordiales para conservar un estilo de vida saludable.

Espero que este artículo satisfaga lo que estaba buscando de todo lo relacionado con el Sistema Digestivo. No te olvides de compartir la información.

Artículos Recomendados de las partes del sistema digestivo o aparato digestivo.

  1. El Estómago.
  2. El Hígado.
  3. El Intestino Grueso.
  4. Intestino Delgado.
  5. Vesícula Biliar