Síntomas del cáncer infantil y prevención

SÍNTOMAS DEL CÁNCER INFANTIL Y PREVENCIÓN.

cancer-infantil

En la actualidad el cáncer infantil es poco probable que se manifieste y por eso es difícil su prevención; pero ciertas aproximaciones y tomando en cuenta algunos factores considerables puede lograr detectarse a tiempo, por ejemplo, los niños de madres fumadoras, que consumían drogas o estaban expuestas por periodos de tiempos prolongado a rayos X, padres portadores de Hepatitis B son factores de orden hereditario, también un ambiente cargado de humo predispone a desarrollar esta enfermedad y ciertas afecciones causadas por los virus.

Los tipos de cáncer infantil más comunes son los mencionados a continuación:

Linfoma

    Este cáncer ataca el sistema linfático, responsable de la defensa del organismo y que transporta un líquido llamado linfa, el cual es uno de los componentes del sistema sanguíneo y cuya función tiene que ver con la nutrición celular.

 Leucemia

Ataca a los glóbulos blancos (leucocitos), los cuales se encargan de la defensa del organismo, afectando el funcionamiento de la médula ósea y, por lo tanto, de la prevención de la producción de células sanguíneas normales. Esto, a la vez, causa problemas como anemia y hemorragias,  y deja el cuerpo indefenso frente a las infecciones.

Tumor del Sistema Nervioso Central

Afecta al sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), ocupa el segundo lugar de cáncer infantil; por lo común obstruye el flujo del líquido al cerebro y causa aumento de la presión intracraneal, es por eso que el niño se tendrá fuertes dolores de cabeza y vómitos.

 Neuroblastoma

Es el más común en niños menores de cinco años. Afecta el sistema nervioso periférico. Los primeros síntomas generalmente son fiebre, una sensación de indisposición general (malestar) y dolor.

Artículos que debes leer
1 De 78

 El tumor de Wilms

Ataca a los riñones y es más común en niños de 2-4 años,

 Retinoblastoma

Cáncer en el ojo (retina).

El osteo sarcoma

Agrede los huesos, especialmente en la zona alrededor de las rodillas y es más común en adolescentes menores de 15 años. Es un cáncer agresivo y se extiende a los pulmones.

 Sarcomas de tejidos blandos

Tumores del tejido conjuntivo (músculos).

 Algunos síntomas para tomar en cuenta y poder distinguir si el niño padece de algún tipo de cáncer y no otro padecimiento, son los siguientes:

nina-con-cancer

  1. Pérdida de peso continua sin causa aparente.
  2. Dolor de huesos y articulaciones después de haber realizado una actividad física.
  3. Dolor de cabeza y vómito simultáneos sobre todo al comenzar el día.
  4. Inflamaciones sin causa aparente y que no ceden en partes como axilas, cuello, ingle y abdomen.
  5. Moretones sin causa.
  6. Manchas de color rojo vivo, que puede ser signo de hemorragia subcutánea.
  7. Anemia, cansancio y fatiga constante.
  8. Fiebre que no ceden.

    Algunos consejos para prevenir el cáncer infantil son los siguientes:

  • Desde la concepción del niño, las madres cuidarán su alimentación y estar en un entorno sano.
  • Darle a su niño frutas y verduras todos los días.
  • Darle el pecho a los lactantes durante el tiempo requerido hasta donde su edad se lo exija, esto reforzará el sistema inmune del niño.
  • Evite los ambientes con humo o contaminados.
  • Evite los ambientes con radiación y exponentes químicos, tales como, el mercurio, plomo, aluminio, etc.
  • Evite los ambientes o vivir cerca de antenas de telecomunicación wifi.
  • Evite calentar la comida en el microondas y prepararla en el mismo.
  • Cultive algunos de sus alimentos, es una medida muy saludable, evite alimentos modificados genéticamente.
  • Evite los alimentos que producen acidosis en el cuerpo, tales como, golosinas, refrescos, alimentos precocidos y cocinados, excesos de carnes rojas y huevos, etc.
  • Realizar actividades físicas para evitar la obesidad que conduce a la mayoría de enfermedades.
  • Evite en lo posible darle a sus niños comidas frecuentes tales como dulces, muy sazonados, ahumados, embutidos, quemados, con exceso de grasas,
  • Sustituir la grasa animal por la vegetal.
  • Evitar el consumo excesivo muy de moda de edulcorantes artificiales y ciertos aderezos de origen Light.
  • Incluir alimentos anticancerígenos en la ingesta de los niños, estos se encuentran en aquellos alimentos de color morado, azul y rojo, por ejemplo, las cerezas, ciruelas, berenjenas, arándanos, moras y uvas entre otros.
  • Incluir alimentos alcalinos de manera moderada en la dieta diaria de sus niños, por ejemplo, son especialmente alcalinizantes: las zanahorias, ajo, cebolla, papas, auyama, uvas, higos, manzanas, espinacas, plátanos, apio, entre otros muchos.
  • Prefiera vivir en ambientes lo más naturales posibles y en las afueras de las ciudades.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.