Síntomas de la apendicitis.

Antes de empezar hablando de los sintomas, primero te explicare dos cosas.

¿Qué es la apendicitis?

La apendicitis es una inflamación del apéndice, una pequeña bolsa que se encuentra adherido al intestino grueso.

¿Cómo ocurre la apendicitis?

Esta enfermedad es una causa muy común de cirugía de emergencia. Esto ocasionalmente ocurre cuando el apéndice es bloqueado por heces, un cuerpo extraño o, muy raras veces, por un tumor.

Bien dejando esto claro, prosigamos.

Síntomas de la apendicitis

El apéndice es un órgano cuya localización y tamaño varían, y su cercanía con otros órganos de la pelvis y del abdomen pueden hacer que los síntomas de apendicitis se parezcan a los de otras enfermedades.

Pero el dolor abdominal del apéndice suele diferenciarse con varios otros problemas abdominales o de la pelvis, como la diverticulitis, cálculo renal torsión, embarazo ectópico e inclusive torsión del ovario.

En este artículo vamos a tratar exclusivamente los posibles síntomas de la apendicitis.

Los sintomas del apendicitis son:

  • Dolor abdominal.
  • Pérdida del apetito.
  • Rigidez de la pared del abdomen.
  • Diarrea
  • Vómitos.
  • Distensión abdominal.
  • Estreñimiento.

Aun así  todos los signos y síntomas antes mencionados no están necesariamente presentes en pacientes con apendicitis aguda.

Algunos de ellos, como diarrea, estreñimiento o distensión abdominal, se manifiestan en menos de la mitad de los casos.

Veamos cada síntoma más a fondo.

DOLOR ABDOMINAL

El síntoma más común y presente en más el 60% de los casos de apendicitis es el dolor abdominal.

Como el dolor abdominal puede ser causado por un montón de diferentes problemas, conocer las características del dolor de la apendicitis es importante para el diagnóstico.

Además, cuando el paciente se presenta al servicio médico con el típico dolor de apendicitis, existen pocos médicos que tienen dificultades para establecer el diagnóstico.

El problema sucede cuando el paciente tiene un patrón anormal de dolor, o cuando no puede o no sabe describir sus síntomas, como puede ser el caso de niños muy pequeños o personas mayores con demencia.

SINTOMAS DE LA APENDICITIS MAREOS, VÓMITOS Y LA PÉRDIDA DEL APETITO

Mareos, vómitos y pérdida del apetito son síntomas que suelen venir en juntos inmediatamente después del inicio del dolor abdominal y suele ocurrir hasta en el 90% de los casos de apendicitis.

Al igual que el dolor abdominal los síntomas de, náuseas, con o sin vómitos, y pérdida del apetito son síntomas muy comunes de otras enfermedades.

Pero, cuando están asociados a un dolor abdominal peri umbilical que se agrava y migra a la parte inferior derecha en las primeras 24 horas, ellos hacen la hipótesis de probable apendicitis.

FIEBRE

La fiebre está generalmente  se presenta en las primeras horas de evolución, sobre todo en niños y ancianos. Pero, algunas personas pueden tener fiebre baja, con temperaturas aproximadas de 37,5 ° C y 38° c.

La Fiebre alta generalmente no ocurre en apendicitis, excepto en las situaciones más graves.

DIARREA

La diarrea significativa es una señal un tanto inusual en apendicitis. Cuando se presente, el médico debe considerar otros diagnósticos como una prioridad, aunque no debe eliminar la posibilidad de apendicitis.

ESTREÑIMIENTO

Así como la diarrea, el estreñimiento no es un síntoma normal de la apendicitis. La mayoría de los pacientes no lo padece, pero esto no significa que no pueda formar parte de los síntomas de una apendicitis.

LEUCOCITOSIS

Es una señal de laboratorio que significa el aumento en el número de leucocitos en la sangre. Son una de las células de defensa más importantes de nuestro sistema inmune. Cuando hay una infección o un proceso inflamatorio extenso en curso, una de las primeras medidas que hace nuestro sistema inmunológico es aumentar la producción de glóbulos blancos.

El 80% de los pacientes con apendicitis aguda presentan leucocitosis. Cuanto más intensa es la leucocitosis, más extenso es el proceso inflamatorio.

El cuadro clínico de apendicitis en los adolescentes es prácticamente el mismo para los adultos. En niños menores de 12 años, los síntomas pueden variar.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.