5 recetas saludables bajas en sal

Comer bajo en sal no significa que tus comidas no tendrán nada de sal porque muchos ingredientes ya traen sal incorporada. Lo que esto significa es que no agregarás más sal a tus preparaciones culinarias. Esto puede parecer imposible para algunos, pero en este artículo te dejamos 5 recetas saludables bajas en sal para que prepares en familia.

 5 recetas saludables bajas en sal

La primera de las 5 recetas saludables bajas en sal, es pasta con tomates cherry y aceitunas, una deliciosa y sencilla comida. Los ingredientes consisten en espaguetis, tomates cherry, aceitunas verdes bajas en sal,  albahaca fresca, un pedacito de cebolla, ajo, aceite y pimienta negra.

Para preparar esta pasta, pon a hervir agua y cocina en ella los espaguetis por el tiempo necesario. Mientras tanto, pica la cebolla, el ajo, los tomates y las aceitunas y cocínalos con un poco de aceite por pocos minutos. Saca los espaguetis del agua, escúrrelos y mézclalos con los vegetales en la sartén. Por último, agrega pimienta y queso al gusto.

Para todos aquellos que disfruten de las ensaladas originales, la receta de esta sabrosa ensalada de arroz es perfecta. Los ingredientes son arroz, zanahoria, puerro, judías verdes, uvas pasas, ajo,, jamón sin sal, dos huevos duros, tomate y pepinillos y cebolletas agridulces. Para condimentar se pueden usar  hierbas provenzales, pimienta y aceite.

La preparación consiste en hervir el arroz junto a todos los vegetales, excepto el tomate y los encurtidos, hasta que esté en su punto. Después, debes picar el tomate, los encurtidos, el jamón y quitarle la cascara a los huevos y cortarlos. Antes de servir, deja enfriar el arroz y luego mezcla todos los ingredientes antes de aliñarlo con aceite, limón y hierbas.

Más recetas saludables bajas en sal

recetas saludables bajas en sal- 5 recetas saludables bajas en sal

Las berenjenas rellenas también son una gran opción con la cual sorprenderás a tus comensales. Para prepararlas necesitas 4 berenjenas, queso fresco tipo Burgos, jamón cocido, queso emmenthal rallado, sofrito de tomate y cebolla y aceite de oliva.

Para preparar estas berenjenas, pícalas por la mitad y hiérvelas por 10 minutos. Después  de hervidas, vacía la pulpa y la agregamos bien troceada en la sartén con aceite y el sofrito de tomate y cebolla. Déjalas cocer un rato y luego añade el jamón cocido y el queso de Burgos. Con todo esto, rellena las berenjenas, espolvorea queso rallado y gratínalas.

La crema de champiñones es otra receta baja en sal y muy deliciosa. Se requiere un kilo de champiñones, cebolla, puerro, ajo, caldo de verduras, nata para cocinar, aceite de oliva y pimienta.

La elaboración comienza limpiando y cortando en rodajas finas los champiñones, el puerro, la cebolla y el ajo. Después, pochamos estos en una olla con aceite de oliva antes de agregar el caldo y cocinar 15 minutos. Para finalizar, retiramos la olla del fuego, agregamos la nata y batimos todo.

La última de las 5 recetas saludables bajas en sal es una que no esperarías: ¡pizza! Esta pizza vegetal necesita masa para pizza, rúcala, tomates cherry, cebolla morada, queso parmesano rallado, mozarela, salsa de tomate y orégano.

Su elaboración es muy sencilla porque puedes mezclar los ingredientes del modo que prefieras. Luego debemos llevarla al horno durante 15 o 20 minutos hasta que la masa esté lista. Por último, antes de servirla, agrega la rúcala.

Ventajas de comer con poca sal

Comer bajo en sal es un reto muy grande. Sin embargo, necesario para mantenernos saludables y que nuestro organismo esté en óptimas condiciones. El exceso de sal lleva a problemas cardiacos. Como hipertensión e infarto cerebral. Además a complicaciones renales, estomacales y en los huesos.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.