La realidad oscura de los batidos proteicos

Las ganas de tener una vida saludable, se ha convertido en la bandera de muchos que llevan una vida lejana de excesos, y de sedentarismo. Por consiguiente son muchas las herramientas empleadas para que el propósito de mantener un equilibrio físico y mental sea cumplido a cabalidad.

Sin embargo, el excederse en el consumo de ciertos productos que aportan bienestar al organismo, también lo afecta así no se esté consciente, ya que el organismo se está viendo afectado por lo que pensaban “bueno”.

Por tal motivo, observará la realidad oscura de los batidos proteicos antes no develada, pero que de seguro su organismo lo agradecerá.

¿Batidos proteicos?

Generalmente de estos batidos proteicos, hemos escuchado hablar bastante en la actualidad. Esto se debe al  boom existente en cuanto a la vida fitness, entrenamientos continuos, no al sedentarismo, y en líneas generales para conseguir el tan anhelado peso ideal, musculatura ideal y en fin, una vida saludable.

¿Pero en realidad sabemos el contenido de estos batidos?,  muchos no lo saben pero se encuentran en el mercado local a disposición de todos, poseen diversidad de sabores y componentes; en su totalidad  o solo en una pequeña proporción están compuestos de proteínas, altos niveles de azucares y por ultimo el dióxido de carbono también forma parte de ellos.

Seguidamente, la realidad oscura de los batidos proteicos en nuestro organismo es de acidificar la sangre, y de este modo al momento de neutralizar el ácido que es consumido, se extrae calcio de los huesos, afectando de esta forma la estructura ósea de nuestro cuerpo, lo que trae como consecuencias futuras una mayor probabilidad de tener fracturas, debido a la debilidad que se va generando.

Artículos que debes leer
1 De 78

Develando la realidad

efectos adversos batidos proteicos

Contrario a lo que se sabe, el tener un alto consumo de proteínas, a nuestro organismo no le hace bien, porque influye en que nuestros huesos se debiliten y que seamos propensos a sufrir de osteoporosis, una enfermedad muy común que los afecta directamente, y también la calidad de vida de quien la posea.

Por otro lado, surgen otras diversas patologías: como problemas de deshidratación, por la alta ingesta de proteínas, por lo que siempre los médicos van a aconsejar aumentar el consumo de agua, para minimizar los estragos causados por estas dietas en las cuales el consumo de proteínas traspasa los límites permitidos.

Adicionalmente, se pueden originar grandes problemas para el hígado, esto producto de una patología denominada cetosis que surge al momento del cuerpo necesitar “hidratación o combustible” y al no encontrarlo se apoya descomponiendo las grasas en cetonas y de esta  manera las emplea como una opción a la glucosa.

En este último caso, existen diversas opiniones medicas; unas que apoyan la cetosis y la declaran como beneficiosa para el organismo tomando en cuenta los bajos niveles de hidratos de carbono, y otras que defienden el alto daño y deterioro que esta aporta para nosotros.

Recomendaciones para mejorar la realidad

Por tal motivo, la mejor recomendación para afrontar esta realidad oscura de las bebidas proteicas, es que nada puede sustituir la ingesta de agua, como principal protagonista en nuestro día a día.

El consumo de 8 vasos diarios, debe ser la única rutina que no se debe romper ni mucho menos descuidar, adicionando una correcta dieta balanceada que incluya grasas, carbohidratos y proteínas pero en los niveles correctos y que sean totalmente tolerables para nuestro organismo.

Tomando en cuenta, todas y cada una de estas recomendaciones, nada evitará que se pueda mantener una vida saludable, sin extralimitarse, ni abusar de ciertas bebidas pensando que beneficiaran su cuerpo, cuando en realidad le están ocasionando daños irreparables en su salud, que en la actualidad debe cuidar como a nadie.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.