¿Qué es el hígado graso?

El hígado graso es una afección normalmente benigna y se caracteriza por la acumulación de ácidos grados y triglicéridos en el hígado.

La forma en que normalmente alerta esta enfermedad es con dolor en la en la parte superior de abdomen del lado derecho, fatiga, malestar general y una sensación de pesadez sobre todo después de cada comida.

Muchos años atrás se asociaba esta patología con el consumo excesivo de alcohol, pero estudios reciente han relevado que está relacionado con los altos niveles de obesidad.

¿Por qué se produce el hígado graso?

Esta enfermedad está muy asociada con los metabolismos resistentes a la insulina, la obesidad o con la elevación de triglicéridos y colesterol.

Una de las causas que puede ocasionar esta afección es el desequilibrio entre las sustancias antioxidantes y pro oxidante que causan daño directo en las células hepáticas.

Otra causa probable es el la perdida repentina de peso por una mala dieta o las cirugías gástricas, los medicamentos contra el cáncer también están asociados al origen de esta enfermedad.

La verdad es que en la comunidad científica las causas que producen el hígado graso aún no están del todo claras.

¿Qué es el hígado graso?

Para diagnosticar la enfermedad del hígado graso, por lo general las primeras personas que se piensan son las que sufren de sobre peso y con exámenes de laboratorios donde muestran los puntos hepáticos elevados.

Los expertos recomiendan que hasta los niños y adolescentes obesos se realicen los respectivos estudios.

La manera en que los expertos tienen para confirmar la afección del hígado graso es mediante un estudio de imágenes, este estudio consiste en una ecografía del hígado. Donde podrán ver si existe acumulación de grasa en este hígado.

También se puede realizar una biopsia del hígado, donde con la ayuda de una microscopio se puede determinar si dentro del hígado solo existen grasas, si es solo se encuentra grasa, entonces se diagnostica como hígado graso simple.

¿El hígado graso es posible prevenirlo?

Hemos hablado de que la principal causa del hígado graso es por un alto nivel de obesidad, debido a los terribles hábitos alimenticios. Si lo ve de esta manera, entonces esta afección si se puede prevenir. Y en el caso de que ya fue detectado, entonces su cura si es posible.

Lo importante para prevenir el hígado graso es mantener un estilo de vida saludable, siguiendo una dieta equilibrada con niveles bajos de grasas.

El alcohol es el enemigo número uno del hígado, este interviene en la acumulación de grasa en el órgano. Por consiguiente el alcohol debe ser eliminado por completo de la dieta.

No obstante podemos encontrar que el vino es una bebida que entra en cierta controversia con este tema, muchos estudios han revelado que beber una copa de vino del día ayuda a que no se acumule grasa en el hígado.

Tener una rutina de ejercicio es importante para poder regular nuestro organismo y quemar un gran porcentaje de grasa.

Consejos naturales prácticos para el hígado graso

La naturaleza es muy rica en todos los beneficios que nos aportan, en el caso del hígado graso podemos encontrar diferentes recetas para la depuración del mismo.

Un ejemplo de estas infusiones son las realizadas con alcachofas y diente de león, el cual deberás beber a diario y después de cada comida.

El regaliz también es muy bueno para la depuración del hígado, pero debes tener cuidado solo deberás beberla dos veces al día, ya que puede tener efectos negativos sobre la tensión arterial.

Una planta medicinal muy beneficiosa es la llamada cardo mariano, esta planta contiene silimarina que ayuda en la protección y regeneración de las células del hígado.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.