Propiedades medicinales del eucalipto

Se le conoce al eucalipto, o eucaliptus, por ser un género de árbol (y algunos arbustos) de la familia de las mirtáceas. Alrededor de 700 especies se conocen de su existencia, la mayoría originarias de Australia y Tasmania,  el resto se encuentra distribuido por todas las partes del mundo.

Ya que tiene una gran capacidad para absorber el agua, el eucalipto se llevó a Europa, a finales del siglo XIX, teniendo como finalidad el sanear las zonas que eran pantanosas, debido a que, cuando se reducen los niveles de humedad, se  logra conseguir minimizar la apariencia de insectos como los mosquitos.

Por esta misma razón, se halla presente en las regiones que son más húmedas en los continentes de Asia y América. Se mantiene la intención de disminuir el riesgo de enfermedades peligrosas como lo son el paludismo o malaria.

A parte de su uso medicinal, también se suele emplear para contribuir con la reforestación y en las industrias maderera y papelera.

Propiedades medicinales del eucalipto

El eucalipto tiene un gran uso medicinal, aun cuando como planta medicinal es relativamente reciente, ya que se supone que su existencia proviene del siglo XVIII. Principalmente, está altamente sugerido para aquellas enfermedades que afligen a las vías respiratorias como la gripe, el asma o los catarros, entre otras.

Por otro lado, los usos medicinales que tiene este árbol, se suele utilizar, mayormente, las hojas que son de la especie globulus, ya que estas poseen 3 (tres) importantes propiedades, son: antiinflamatorias, antimicrobianas y expectorantes.

En el primer caso, al momento de reducir la inflamación, provoca que sea más fácil la respiración.

Antimicrobiana

En el segundo caso, con su capacidad antimicrobiana, se logra acabar con los microorganismos –primordialmente los microbios y las bacterias– ya que ellos son los que provocan varios de los procesos infecciosos que se hallan en las vías respiratorias, como son la bronquitis, la sinusitis, la traqueítis y los constipados.

Artículos Relacionados
1 De 63

Por último, su propiedad medicinal como expectorante proviene de las hojas del eucalipto. Estas son sumamente olorosas y están llenas en un aceite esencial cuyo componente principal es el eucaliptol.

De hecho, ese componente es un muy potente mucolítico que ayuda a fluidificar  las secreciones pulmonares y, por lo tanto, favorece la expulsión de las mismas.

Otra de las propiedades medicinales del eucalipto, aunque es menos conocida, es que el eucalipto puede ser hipoglucemiante, esto significa que disminuye los niveles de azúcar en sangre, por lo que, en ciertas ocasiones y bajo la supervisión de su médico, se usa como coadyuvante en el tratamiento antidiabético.

Propiedades del eucalipto

El té y las propiedades medicinales del eucalipto

En consecuencia a su acción expectorante, antiséptica y descongestionante, el eucalipto es excelente para los casos de gripe, resfriado, asma y bronquitis, en estos casos se ingeriría en infusión.

Otra de sus propiedades es que el aceite esencial de eucalipto se puede agregar a un recipiente de agua, que se halle muy caliente, para hacer vahos y esto ayuda a mejorar la congestión, faringitis, tos y amigdalitis.

Asimismo, el eucalipto tiene la propiedad de combatir la gingivitis si se hace enjuagues, regularmente, con la infusión de eucalipto.

Propiedades medicinales del eucalipto dermatitis y afecciones de la piel

Del mismo modo, con el eucalipto se mejoran los casos de dermatitis y otras afecciones de la piel, se puede aplicar en emplastos, usarse la infusión como un tónico o el aceite esencial de eucalipto ligado con un aceite base.

El eucalipto reduce la fiebre de forma natural y reduce o elimina el dolor de cabeza como la migraña.

Debido a su acción antiinflamatoria, el eucalipto es un excelente compañero de las personas que sufren de artritis reumatoide, artrosis o dolor muscular. Para aquellas personas, se recomienda mezclar el aceite esencial con aceite otros como base y masajear en la zona.

También el eucalipto tiene la propiedad de usarse para desinfectar y limpiar heridas, cortes, úlceras o llagas en la piel.

También puedes leer

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.