Propiedades medicinales de la moringa

Esta planta se ha vuelto muy nombrada últimamente, pero las personas saben realmente ¿Qué es la moringa? ¿Cuáles son las propiedades medicinales de la moringa? ¿De dónde es la moringa? son muchas dudas que se presentan… Estas de suerte, en este artículo trataremos de aclarar todas las dudas posibles sobre esta planta.

¿Qué es la moringa?

Se utiliza principalmente como planta medicinal, contiene varios complementos importantes para el organismo los cuales te daremos a conocer mas adelante.

Origen de la moringa:

Esta planta curativa es originaria de la India, Etiopía, Filipinas y Sudán, también es cultivada en muchos países del mundo, sobre todo en los países tropicales.

Propiedades medicinales de la moringa

propiedades medicinales de la moringa

Las propiedades medicinales de la moringa son extensas, pero en esta oportunidad te daremos a conocer las más relevantes:

Cada una de estas propiedades  de la moringa generan beneficios directos para el organismo, se conoce por ser efectiva para combatir enfermedades tales como: Asma, hepatitis, epilepsia, cáncer, diabetes, sirve como anti-inflamatorio, enfermedades cardiacas, tos, bronquitis, enfermedades de la piel, problemas en los ojos hipertensión, artritis, anemia, y menopausia.

Partes de la moringa y su preparación

La moringa puede ser utilizada según sus partes a continuación se detalla:

  • Frutos: Se deben que ingerir cocidos.
  • Semillas: Se retiran de la vaina y se pueden tomar así o tostadas.
  • Hojas: Se pueden añadir en ensaladas o distintos platos.
  • Raíces: Se deben de moler y realizar infusiones.
  • Flores: Se pueden agregar también ensaladas o platos fríos.
Artículos que debes leer
1 De 78

Beneficios de la Moringa para bajar de peso

beneficios de la moringa

La moringa para bajar de peso es la mejor decisión que puedes tomar, sobre todo si estas manteniendo dietas rigurosas las cuales ocasionan la perdida de nutrientes y complementos importantes para el organismo.

La dieta de la moringa reduce las calorías, las vitaminas que contiene ayudan a la digestión y al organismo procesando los alimentos sin almacenar grasas, adicional los científicos aseguran que logra acelerar el organismo.

¿De qué se trata esta dieta?

Se puede ingerir de distintas maneras, la puedes conseguir en macetas, enteras, racimos, polvo y comprimidos. Se debe de ingerir recién cocida y posee un sabor exquisito y puede ser sustituida por verduras o aliños para volver tu plato mucho más saludable.

De igual forma, la moringa se puede ingerir en té, esta es una de las presentaciones más utilizadas, se prepara hirviendo agua y añadiendo las hojas secas, más sin embargo el té no logra conservar todas las propiedades de la plata.

Beneficios de la Moringa para la salud

La moringa genera gran cantidad de beneficios para el organismo, esto se debe a su nivel elevado de proteínas, minerales y vitaminas. Los principales beneficios de la moringa son:

  • Logra incrementar las defensas del cuerpo.
  • Logra promover la estructura celular del cuerpo.
  • Promueve el funcionamiento del hígado y riñón.
  • Reduce la aparición de arrugas.
  • Controla el colesterol.
  • Mejora el aspecto de tu piel.
  • Regenera tu energía.
  • Es antioxidante.
  • Mejora el funcionamiento del sistema circulatorio.
  • Sirve como anti-inflamatorio.
  • Regula los niveles de azúcar.

Las propiedades medicinales de la moringa son muchas, no obstante, todas las partes de su árbol generan complementos, pero los nutrientes están concentrados primordialmente en las hojas, frutos y semillas.

Esta magnífica planta sirve también para purificar el agua a través de sus semillas, las mismas contienen proteínas que al unirse con el agua separa las bacterias e impurezas sólidas.

¿Cómo puedo purificar el agua con las semillas?

  1. Exponer las semillas al sol hasta que estén secas, se deben de dejar por 1 o 2 días.
  2. Desprender de la cascará exterior y moler la planta blanca, se obtendrá un polvo blanco.
  3. Disolver el polvo en una cantidad pequeña de agua.
  4. Agregar el agua con el polvo en el agua que se pretende purificar y se revuelve.
  5. Esperar entre 1 a 2 horas hasta verificar que las partículas de polvo no se puedan observar.
  6. Separar el agua de los restos de semilla filtrándola con un trapo o papel especial para filtrar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.