Propiedades medicinales del té verde

El té verde

Té verde

El té es una bebida que ha sido consumida durante milenios como medicamento para mejorar la salud mental y física de las personas. En cuanto al té verde, este brinda diversas mejoras para el cuerpo humano, que es de lo que se hablará más adelante, dicho de otro modo, de las propiedades medicinales del té verde.

Posiblemente se considere que el té –en general– ha sido proporcionado por la cultura inglesa, pero en realidad ha sido aportado por la cultura asiática, siendo bebida por más de cinco mil años. Actualmente, se ha hecho popular en el occidente, donde tradicionalmente se consumía el té negro.

Ahora bien, el té verde es un té que no ha sufrido una oxidación durante su proceso a bebida, a diferencia del té negro. Las hojas se recogen frescas, se trituran y se secan, procediendo finalmente a ser vertidas en agua hirviendo y servirse en una taza.

Sus propiedades

Dentro del té verde se encuentra numerosos nutrientes. A saber, aquellos ofrecen beneficios al cuerpo humano, como bajar de peso, prevenir enfermedades –el cáncer, la diabetes, la osteoporosis– y la vejez.

Las hojas de té poseen vitaminas y minerales, como la vitamina A, la C, el aluminio, el calcio, el cromo y el magnesio. También, cuenta con alcaloides como la cafeína y la teofilina. De igual manera, contiene compuestos polifenólicos de los tres tipos: los catecoles, los flavonoides y los taninos.

Tipos de té verde

Anteriormente, se había mencionado que el té verde era disfrutado por las culturas asiáticas, como la china y la japonesa. En estos países existen maneras de disfrutarse el té, existiendo distintas provincias en donde le añaden un nombre y otros ingredientes para darles un toque especial. Estos son:

  1. Té verde en China:
  • Chun Mee: Se consume en la provincia de Jiangxi.
  • Qing Ding: Es proveniente de Tian Mu. Por otra parte, es también conocido como “Green Top”.
  • Tun Lu: Proveniente del distrito Tunxi.
  1. Té verde en Japón:
  • Bancha: Un té regular.
  • Hojicha: Se elabora tostando totalmente sus hierbas.
  • Kukicha: Se cosecha un tallo con tres hojas y procede a ser hervido en agua.

Beneficios que brinda

El té verde ocasiona buenos efectos en la persona que lo ingiera, como por ejemplo:

  1. Ayudar a bajar de peso: Se ha descubierto que el consumo del té verde aumenta la oxidación de las grasas consumidas; por lo tanto, el metabolismo de la persona se estimula y un mayor gasto energético es producido.
  2. Fortalecer el globo ocular: Debido a los antioxidantes que contiene, se refuerza la protección de los ojos, evitando entonces la presencia de la conjuntivitis, la fatiga ocular, el glaucoma y orzuelos. Por otro lado –en lo estético– previene la formación de bolsas y ojeras.
  3. Mejorar el sistema inmunológico: Combate con las alergias, las infecciones y la inmunodeficiencia posibles en el organismo; así pues, es favorable.

Prevenir enfermedades:

El contenido de esta bebida proporciona diversas tareas para evitar el desarrollo de ciertas enfermedades, por ejemplo:

  1. La artritis: Esta hierba protege los tejidos que puedan ser afectados y bloquea las enzimas que puedan destruirlo; debido a esto, reduce el riesgo de adquirir artritis reumatoide.
  2. El cáncer: El té logra detener el crecimiento de tumores malignos ya existentes en el cuerpo; cabe destacar que evita los tumores que crezcan en cualquier parte, como en la mama, en el estómago y demás órganos.
  3. Las cardiovasculares: Se reducen los triglicéridos, mejorando entonces la situación de aquellas personas que sufran de la arterioesclerosis, la hipertensión, el riesgo de infarto, entre otras dificultades. Además, normaliza la presión arterial y fortalece a los vasos sanguíneos.
  4. Las cognitivas: El daño celular neurológico, el progreso del Alzheimer, del Parkinson y el fortalecimiento de la memoria son casos que han ocurrido con las personas que consumen té a diario.
  5. La diabetes: Equilibra la azúcar en la sangre; en consecuencia, evita el desarrollo de la diabetes tipo 1.
  6. La osteoporosis: Consigue mantener intacta la estructura de la masa ósea en el cuerpo del paciente, siendo tan efectiva como el calcio y el ejercicio. Un ejemplo puede ser la preservación de la cadera, aquella que suele ser comúnmente afectada por la enfermedad.

Prevenir la vejez:

Ha sido demostrado que el té posee antioxidantes –como los polifenoles– que combaten a los radicales libres. Así pues, se retarda la degeneración celular.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.