Propiedades del jugo de lechosa y como prepararlo

La lechosa es una fruta probablemente originaria de América Central. Su pulpa es carnosa, dulce, amarilla o roja y con múltiples semillas pequeñas, negras y redondas.

Es conocida científicamente con el nombre de Carica papaya y pertenece a la familia de los Caricaceos. De crecimiento rápido y de vida corta. El fruto tiene generalmente de forma de globo, es carnosa y de diferentes tamaños. Dependiendo de la variedad y pueden ser de color verde, amarillo, naranja o rosa, pudiendo pesar hasta 9 kg, en la mayoría de los casos no suelen pesar más de 500 o 600 g.

Es una hierba arbórea de crecimiento rápido, de corta vida, de tallo sencillo o algunas veces ramificado, de 2-10 m de altura. Su tronco recto y hueco, de color gris o café grisáceo, de 10-30 cm de diámetro.

El jugo de lechosa, contiene vitaminas B1, B2 y Niacina o B3, todas regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo. Es un laxante suave que ayuda a la digestión, fortalece el corazón; protege la piel y el cabello, estas vitaminas también son esenciales para el crecimiento. Contiene también vitaminas A y C, es rica en minerales como Hierro, Calcio, Magnesio, Fosforo, Azufre, Silicio, Sodio y Potasio.

La lechosa y su jugo, es muy baja en calorías (no contiene grasas) y, al mismo tiempo, es alta en fibra dietética y betacaroteno. Ofrece vitamina C y betacaroteno. También el jugo de lechosa es una magnífica fuente de potasio y su relación sodio-potasio es excelente.

Usos de la lechosa en la alimentación

jugo de lechosa

Usualmente, se consume cortada en trozos, batidos o merengadas, además también se puede preparar dulce con ella y mermeladas.

También se utiliza comúnmente para iniciar la alimentación complementaria de los bebes a partir del sexto mes de vida. La cual se brinda triturada y facilitada con una cucharita.

Beneficios del jugo de lechosa

Jugo de lechosa

Delicioso jugo de lechosa contra el estreñimiento

El consumo de jugo de lechosa debido a su contenido de fibra, estimula el movimiento intestinal. La Organización Mundial de la salud, recomienda tomar 30gr de fibra al día para tener un buen funcionamiento intestinal.

El jugo de lechosa, también contiene enzimas que pueden romper proteínas y otros alimentos en el estómago. También ayuda en el equilibrio del PH gástrico apoyando  a mejorar los síntomas de la úlcera gástrica, además calma el dolor e inflamación del estómago en caso de gastroenteritis, colitis y colon irritable gracias a que contiene  otra enzima llamada Papaína.

Ayuda a la absorción de hierro:  Su contenido de Betacaroteno y vitamina C optimiza la absorción del hierro cuando consumimos granos como las caraotas.

Elimina los parásitos intestinales. El jugo de lechosa, también ayuda a eliminar las Amebas que son responsables de muchas diarreas crónicas.

Posee un alto contenido de vitamina C. Lo cual refuerza el sistema inmunológico.

Ayuda a la piel,  debido a su alto contenido de antioxidantes, vitamina C y E, y betacaroteno protegen la piel contra los radicales libres, los que provocan oxidación, daño celular y envejecimiento muscular. Adicionalmente su jugo puede quitar las manchas de la piel, mejorar los eczemas, limpiarnos por dentro, es astringente y ayuda a el bronceado gracias a que contiene gran cantidad de Retinina (que facilita la acción de la Melanina).

Reduce la celulitis

Permite reducir la celulitis localizada, incluso la que provoca edemas y es dolorosa, contrarrestando la acumulación de grasa.

El jugo de lechosa, contrarresta la  teminada anemia. Primeramente porque ayuda a la formación de glóbulos rojos, colágeno, huesos y dientes. Favorece la absorción de hierro y aumenta las defensas, porque contiene vitamina A y C,  y además es antioxidante.

Ayuda a la función ocular. Esta fruta contiene carotenoides, que protegen contra el progreso de cataratas, glaucoma y otras enfermedades de los ojos.

Mejora el flujo sanguíneo. Por su altos contenido de vitamina C y de vitamina E, junto con los antioxidantes, pueden ayudarnos a reducir la oxidación del colesterol en nuestras arterias.

Ayuda en regímenes dietéticos. El jugo de esta fruta suele indicarse en las dietas para adelgazar ya que 100 gramos de ella aportan sólo 30 calorías.

Como preparar jugo de lechosa

Esta fruta, como se mencionó anteriormente, se puede preparar en jugos y merengadas.

Basta quitar la concha, cortar en  pedazos regulares y batir en la licuadora con agua y azúcar (o en sustituto miel), para realizar merengada se sigue el mismo procedimiento pero añadiendo leche.

Se puede mezclar con otras frutas para hacer batidos y merengadas de frutas combinadas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.