Propiedades de la miel

La miel es generalmente muy conocida por sus excelentes propiedades medicinales. Puesto que esta sustancia producida por las abejas a partir del néctar de las flores. Proporciona una fuente saludable muy eficaz.

Cabe destacar que este producto de origen natural se puede consumir por cualquier tipo de personas. Sin embargo, las personas con un sobrepeso significativo deben cohibir el uso excesivo de la miel. Ya que la misma destaca por su alto contenido en azucares que aunque son una fuente de energía saludable. Para este tipo de casos se debe tomar con moderación.

Aunque muchas personas solo ven la miel como un producto bueno para endulzar y un sabor grato. No solo se trata de eso puesto que esta sustancia posee múltiples propiedades beneficiosas. Desempeñan un papel muy importante en la buena salud del ser humano. La cual si la tomamos en cuenta podemos sacar gran provecho de la misma. Entre sus propiedades se destaca:

Un producto natural, pero con grandes beneficios curativos

  • Posee propiedades antibacterianas: cuando se habla de este tipo de propiedad se hace referencia a que tiene un poder sumamente esencial para tratar enfermedades alérgicas, tales como el resfriado, gripe, asma, bronquitis, u otras enfermedades respiratorias.
  • Sedante natural: la miel por su alto contenido en azucares actúa como sedante en casos de problemas de estrés, insomnio y nerviosismo.
  • Heridas y quemaduras: tiene la capacidad de eliminar las bacterias y curar las heridas externas o quemaduras de la piel.
  • Contra la mala digestión: por ser un alimento que se absorbe de una manera rápida posee un efecto que alivia el ardor de estómago y dolores de ulcera. En este caso las más adecuadas son la miel de tomillo, romero y tilo.
  • Para mantener el corazón balanceadamente sano: la miel ayuda a eliminar la retención de líquidos en los pacientes con afecciones cardiacas.
  • Para mantener sana la piel: la miel y el efecto que actúa sobre la piel es muy relevante puesto que permite mantenerla balanceadamente sana y suave. Ayuda mayormente a las partes del cuerpo que son codos, rodillas, pies, y también actúa de una manera eficaz en la cara ya que sirve para mantener una piel brillante, radiante y libre de grasa así como también realiza una importante labor antiséptica, además de nutrirla.
  • Actúa a problemas de estreñimiento: la miel tiene efectos laxantes que ayudan a regenerar las afecciones estomacales y a mantener un estómago más sano.

Para generalizar la miel se puede dotar como antiséptica, fortificante, calmante, laxante, diurética y bactericida, y su implemento de consumo durante el día puede hacer un equilibrio corporal debidamente sano. Por eso es recomendable su ingesta prolongadamente y a su vez con moderamiento.

Seguidamente hay que mencionar diferentes remedios que se deben tomar en cuenta al momento de presentar cualquiera de las afecciones mencionadas, para las cuales la miel es el componente protagonista, la cual actúa con una gran eficacia y desempeño al momento de ingerirla:

    Remedio para la tos, gripe y garganta:

En este caso es conveniente mezclar 4 cucharadas de miel de abeja con el jugo de un limón, calentarlo sin dejar que hierva y luego dejar reposar. Tomar una cucharadita cada 2 horas.

    Remedio para las ulceras estomacales:

Para estos dolores de debe tomar una cucharadita de miel en ayunas, una hora antes de tomar cualquier otro alimento, tomarla de una manera lenta para que haga su mayor efecto.

    Remedio para el estrés y ansiedad:

Se debe tomar una cucharadita de miel 4 veces al día, lo cual proporciona tranquilidad y permite mantenerse más activo durante el día.

    Remedio para la mala digestión:

Lo más adecuado en este caso es hervir una jarra de agua con suficiente miel y tomar diariamente de 1 a 2 vasos, y solo para de ingerirlo cuando se vea mejores resultados.

    Remedio para el insomnio:

Muchas veces pasa que no podemos conciliar el sueño. Cuando pasa eso lo mejor es mezclar dos cucharadas de miel de abeja en un vaso de leche caliente. Tomar antes de acostarse a dormir.

    Remedio para las heridas y quemaduras:

Cuando haya una afección de este tipo se procede a colocar una capa de miel. De modo que cubra toda la herida, y dejarla actuar por 10 minutos. Retirar con agua tibia.

    Remedio para tonificar la piel:

Se diluye dos cucharadas de miel en una cucharada de aceite de oliva y se deja actuar la mascarilla durante al menos 20 minutos. Se obtienen buenos resultados, en especial para las personas con pie de atleta.

Por todo lo antes expuesto, es muy recomendable la ingesta de miel en las etapas de crecimiento. Por el fortalecimiento de los huesos, así como para los deportistas. Y para que se prolongue más su ingesta se puede tomar acompañada con leche. Además, zumos, bebidas, yogures, cereales, té o infusiones.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.