Prevención de la diabetes infantil

La diabetes infantil se produce por la baja producción de la hormona insulina que se encarga de nivelar el azúcar en la sangre y es la segunda enfermedad más común en la infancia, a ciencia cierta no se conoce con exactitud porque la padecen las personas pero es alarmante como la diabetes se encuentra afectando al 90% de la población infantil.

diabetes-infantil

Algunas personas nacen con este padecimiento pero se necesitan de otros factores para desencadenarla que se relaciona a la obesidad infantil, malos hábitos alimenticios, vida sedentaria, alteraciones en las defensas del organismo e infecciones por virus, entre otros: lo importante es prevenir y detectar a tiempo.

Sintomas para detectar la diabetes infantil

Es necesario estar alertas a los primeros síntomas que se presenten en los niños y observar si son recurrentes, entre estos tenemos los siguientes:

  • Polifagia: el niño come mucho y adelgaza.
  • Pierde el apetito y adelgaza.
  • Trastornos visuales.
  • Poliuria: el niño orina repetidas veces e incluso la cama, cuando ya dejo de hacerlo.
  • Polidipsia: el niño presentará mucha sed y beberá considerable cantidad de agua.
  • Astenia: se cansará con facilidad y más de lo normal.
  • Cetoacidosis: por falta de insulina en la sangre las células grasas se descomponen produciendo químicos tóxicos que generan acidez en la sangre. (Olor como acetona en el aliento y acompañada de las otras características mencionadas, además de vómitos, mareos y dolor abdominal).
  • Se manifiestan síntomas simultáneos como: sudoración, temblores, irritación, color azulado en los labios y palidez.
  • Puede volverse irritable y presentar cambios del humor sin aparente causa.

Te puede interesar: Como combatir la diabetes con Infusiones

Las complicaciones que suele derivarse si no se detecta esta enfermedad a tiempos son de tipo micro vasculares (afectan los ojos y riñones) y macros vasculares como lo son mala irrigación en la sangre, infarto del corazón e infarto cerebral.

Precauciones

Los padres y cuidadores deberán estar alertas ante estos síntomas que noten en sus niños pero sobre todo la diabetes infantil suele manifestarse con notoriedad en las edades comprendidas entre cinco y siete años y luego a la lo largo de la pubertad. Ante las sospechas será el médico quién realizara el análisis y su posterior diagnóstico.

Es de vital importancia estar bien atentos en los niños sobre el desarrollo de este tipo de enfermedad puesto que es antes de los 30 años que se evoluciona la diabetes tipo I que suele ser la más agresiva, además de la molestosa inconveniencia de sumar un paciente insulinodependiente (paciente que debe inyectarse insulina varias veces durante el día y esto más difícil de superar en los niños).

padres-hijos-diabeticos

Este artículo pretende por todos los medios evitar de manera urgente y drástica y llamar la atención a los padres y cuidadores para que en lo posible pongan todo su esfuerzo e interés en que sus niños no sean alcanzados por la diabetes infantil o lo menos minimizar o corregir a tiempo su desarrollo y manifestación, puesto que una vez diagnosticada y detectada , ya no se puede curar, sino vivir y controlar la enfermedad con sus molestias subsiguientes.

Tratamiento la diabetes infantil

Se hace necesario entonces un plan de acción que ponga en jaque a este tipo de enfermedad. Algunas medidas pueden ser las siguientes:

  • Los padres y cuidadores son los primeros responsables por el bienestar de sus niños, es por ello que estos deben dar el ejemplo en crear los hábitos alimenticios propios y genuinos que a seguir más adelante por sus pequeños para evitar la enfermedad.
  • Es de suma importancia no sustituir la leche materna, este medio tan saludable, protegerá y le creará defensas a sus niño contra la diabetes.
  • Realizar actividades físicas, caminando, jugando y participando con ellos, evite el sedentarismo, ponga su ejemplo siempre, esto evitará la obesidad y sus posibles consecuencias.
  • Incluye en tus comidas, frutas, verduras, fibras, comidas saludables y nutritivas y menos azúcar, grasa y frituras.
  • Enseña al niño a comer bien comiendo saludable, por ejemplo en su merienda, si prefiere postres, realizarlos lo menos elaborados posibles y lo más bajo en azúcar.
  • Educa a tus niños sobre lo que ingieren, háblales sobre esta enfermedad de una manera clara y sencilla según su grado de entendimiento, si son inclinados a los alimentos que originan esta enfermedad
  • Evitar los excesos de exagerar poniendo a dieta controlada al niño sin supervisión médica.
  • Eventualmente realizar el control médico para evitar esta y otras enfermedades.
También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.