El pie diabético: Todo lo que necesitas saber

El pie diabético es la infección, ulceración y destrucción de los tejidos blandos de los pies como consecuencia de problemas vasculares (no reciben suficiente sangre, no se nutren y esto hace la cicatrización más lenta en el paciente diabético), y problemas neuropáticos (los nervios se dañan y no se siente dolor) que origina la diabetes mellitus.

pie-diabetico

El azúcar alto en nuestro cuerpo atrofia los leucocitos que son los encargados principales de evitar las infecciones, por esta razón el paciente diabético  se ve afectado a sufrir del pie diabético.

Pie diabético complicaciones

Como la mayoría de las complicaciones de pie diabético que sufren las personas  es origen de la mala circulación y daño en los nervios, esto es causa del 75% de las amputaciones no traumáticas. Aproximadamente un 15% de los pacientes diabéticos desarrollarán una ulcera, esto es una herida que no cicatriza, están localizadas generalmente en las plantas de los pies, en el área de apoyo de los metatarsianos y entre los dedos y el talón. Los pacientes que sufren del pie diabético que tienen deformaciones óseas o son propensos a ellas deberían redoblar la prevención y el cuidado debe ser mayor.

Factores de riesgo

  1. Sexo masculino
  2. Diabetes con una duración de 10 años
  3. Anormalidades estructurales del pie
  4. Enfermedad arterial periférica
  5. Habito de fumar
  6. Antecedentes de ulcera o amputación previa
  7. Control metabólico inadecuado
  8. Lesiones previas
  9. Obesidad
  10. consumo de alcohol

Como prevenir el pie diabético

  • Identificación de los pacientes con alto riesgo, durante el examen rutinario del pie realizado en todos los pacientes diabéticos.
  • Educación del paciente, haciendo énfasis sobre: selección cuidadosa del calzado, inspección diaria de los pies para detectar traumatismo pequeños, higiene diaria, evitar la automedicación ante cualquier anormalidad encontrada, debiendo consultar inmediatamente al médico, cuidado de las uñas y callos para ellos debe ser valorado por un especialista en el cuidado del pie (podólogo). Atender otros factores de riesgo de pie diabético: cigarrillo, dislipidemia, hipertensión y control adecuado de la glucemia y de la hemoglobina glicosilada (HbA1C), siguiendo el tratamiento farmacológico y la dieta adecuada, indicados por el médico tratante y nutricionista.

Otros consejos preventivos

  • Lavar los pies a diarios preferiblemente con agua temperatura de 30 a 37 grados
  • Lavar con jabón neutro
  • Lavar los pies la más rápido y efectivo que se pueda, no más de 50 minutos
  • Lavar todo el pie, no olvidando zonas entre los dedos y debajo del pie
  • Secar bien los pies pero evitando presionarlos y friccionarlos fuertes
  • Mantenerlos hidratados y darle un masaje suave.
  • Después de lavarlos es ideal examinarlos con detenimiento, lo ideal es sentado y con buena luz
  • Es preferible acudir a un podólogo para el corte de las uñas
  • Las uñas deben cortarse en forma recta y no cortar el borde de ellas
  • Nunca andar descalzo
  • Elegir calzado con suela y parte superior acolchada y de un material suave, preferir el cuero, evitar pasar el período de prueba si los zapatos son nuevos
  • Tocar y estimular sus pies con una pluma o pañuelo para palpar si los siente al tacto ligero
  • Buscar signos de inflamación, cortes, enrojecimientos, ampollas, etc.
  • Mantener los pies secos la mayor parte del día
  • Radiografía del pie, para detectar: cuerpos extraños, osteomielitis o artritis séptica, fracturas o luxaciones, presencia de gas, localización de la ulcera.
  • Impedir el apoyo del pie, mediante: reposo en cama, muletas, silla de ruedas
  • Uso de antioxidantes: Vitamina C, Zinc, entre otros
  • Uso de oxigeno hiperbárico
  • Un pobre control de la diabetes hará más propensos al origen del pie diabético.
  • No fume si es diabético, esto agrava su condición puesto que dificulta la circulación sanguínea.

Remedio Natural para prevenir el Pie diabético:

Té de Perejil: Excelente para activar la circulación y se prepara dejando hervir las raíces por 10 minutos. Hacer tomas 2 veces al día para reducir los riesgo del pie diabético.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.