El peligroso mundo de la comida chatarra

A cualquiera de nosotros, se le hace agua la boca al ver los comerciales de hamburguesas y pizzas mostrando su suculento contenido. Es inevitable el sentimiento de amor a primera vista, y el querer devorar todo lo que encontremos a nuestro paso, si tiene que ver con este tipo de comida rápida pero que lastimosamente es comúnmente denominada comida chatarra.

El peligroso mundo de la comida chatarra, no tiene un final feliz. Porque finalmente, se convierte en una relación amor-odio justamente cuando descubrimos  que al digerir este tipo de comida en exceso, perjudica nuestro organismo.

Consecuencias que aceptar

Básicamente, este tipo de consecuencias las conocemos, solo que el amor y el deleitarnos con estos sabores los cuales no tenemos a nuestra disposición diariamente, nos hace cegarnos un poco e ignorar que podemos vernos atacados de muchas maneras al ingerirlas.

A continuación pondremos sobre la mesa nuevamente las consecuencias que producen el consumo excesivo de comida chatarra, tratando de que el amor, no ciegue nuevamente la capacidad de asimilar que hay cosas que no están bien y que podemos mejorar.

Principales peligros del consumo de comida chatarra

De forma inicial es importante conocer que el peligroso mundo de la comida chatarra nos envuelve de tal manera que  puede afectar nuestra memoria y nuestro aprendizaje. ¿Cómo afecta?, pues de acuerdo a investigaciones realizadas el tener este tipo de dietas pobres en proteínas, nutrientes y generalmente tóxicas afectan al hipocampo inflamándolo y afectando este tipo de actividades.

Seguidamente, otra de las consecuencias de este consumo, es que genera fatiga y debilidad en el organismo de los consumidores de comida chatarra. Esto se debe a la inexistencia de proteínas, vitaminas y nutrientes esenciales para el organismo, por lo que así nos sintamos satisfechos, estos alimentos no nos brindan energía porque nos generan debilidad y hasta la posibilidad de desarrollar fatiga crónica.

Consecuencias en el sistema digestivo

Por otro lado, una de las más evidentes consecuencias es la relacionada al sistema digestivo, ya que se inicia un proceso problemático por su consumo, generando reflujos, problemas digestivos, hemorroides, síndrome del colon irritable. Esto surge por emplear aceite en la preparación de estos alimentos, (y en grandes proporciones) ya que activa el acido en nuestro estómago ocasionando las patologías ya mencionadas.

Adicionalmente, existe un peligro de poseer enfermedades cardiovasculares, tomando en cuenta las grasas trans y las grasas saturadas que poseen estos alimentos, que influyen en el incremento de los niveles de triglicéridos y colesterol malo en nuestra sangre. Lo que se traduce, en que esto genera un bloqueo que puede desencadenar un infarto a futuro.

Y, por último, pero no menos importante, tras consumir excesivamente comida chatarra se corre el riesgo de padecer de cáncer.  Esto se explica, por los bajos niveles de fibra existente en estas comidas, y que influyen en que se desarrolle el cáncer colorrectal, y por el alto contenido graso y de azucares.

Recomendaciones

Posteriormente que se reconozca que hay aspectos que no se deben ignorar al momento de  adentrarnos en el peligroso mundo de la comida chatarra como opción de consumo, nada mejor que optar por otras opciones  alimenticias, que nos ofrezcan mayor cantidad de proteínas, nutrientes, y vitaminas a nuestro organismo.

Sabemos que las grasas, y azucares son necesarias para nuestro organismo y las cuales no podemos eliminar en su totalidad, pero debemos pensar y tomar en cuenta, que no debemos abusar de su consumo porque pueden ser armas de doble filo para nuestro bienestar.

Por tal motivo, concluimos con que debemos aceptar los riesgos que trae el consumo excesivo de comida rápida, debemos pensar y elegir, alimentos que beneficien el correcto funcionamiento de nuestro organismo, muchos de los cuales evitan todas las patologías antes mencionadas, y si no ayudan a desenamorarnos de estos alimentos, por lo menos nos darán muchos años mas de vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.