¿Qué es la insulina y para qué sirve?

Te has preguntado ¿Qué es la insulina y para qué sirve? Pues tenemos la respuesta. La insulina es una hormona que es producida por el organismo de manera natural. De hecho, el páncreas libera más insulina cada vez que se produce un aumento en los niveles de azúcar en sangre.

Los niveles de azúcar en la sangre generalmente aumentan después de comer. Eso ocurre cuando el cuerpo humano toma los alimentos ingeridos y los convierte en azúcar, o comúnmente llamada glucosa.

¿Qué es la insulina y para qué sirve?

que es la insulina

La insulina en el cuerpo funciona como una llave que abre las puertas de las células del cuerpo para que la glucosa (azúcar en sangre) entre desde la sangre y sea utilizado como energía.

De hecho, cada célula del cuerpo posee una cerradura en la pared celular, llamada receptor. Entonces, la insulina entra como una llave en estas cerraduras y permite que el azúcar ingrese en las células.

Por lo tanto, cuando el organismo no puede elaborar la insulina necesaria para cumplir esta función, la glucosa permanece afuera de las células.

Por consiguiente, cuando sucede esto, la glucosa queda en el torrente sanguíneo causando que el azúcar en sangre se acumule hasta que los niveles de glucemia en sangre sean muy altos causando complicaciones a largo plazo, situación comúnmente conocida como hiperglucemia.

Además, cuando esta azúcar adicional alcanzan ciertos niveles, los riñones trataran de eliminarla por medio de la orina, lo que quiere decir que la persona necesitará orinar con más frecuencia. Así que, esta condición también puede hacer que el sujeto se sienta más cansado, con mayor sed y hambre que lo habitual, incluso puede también empezar a perder peso.

También, el cuerpo empezará a formar energía de un azúcar complejo llamado glucógeno, que es almacenado en el hígado y músculos. De esta manera, el hígado convierte glucógeno en glucosa y es liberado en el torrente sanguíneo cuando se está estresado o cuando se tiene mucha hambre.

Artículos Relacionados
1 De 63

Sin embargo, cuando la insulina está presente, los músculos pueden utilizar el glucógeno como energía sin la necesidad de liberarlo al torrente sanguíneo.

Otras Funciones de la insulina

La insulina tiene variadas y complejas funciones. Por ejemplo, permite que las células musculares y hepáticas, tomen glucógeno para almacenarlo.

También, evita que la grasa almacenada en las células sea usada (cuando existe una ausencia de insulina, el cuerpo empieza a tomar las células grasas para conseguir energía).

Además, cuando se ha estado enfermo, después de un accidente o de una cirugía, la insulina ayuda a cicatrizar o curar, llevando los aminoácidos (el material que forma los músculos) a sus músculos.

De esta manera, los aminoácidos reparan el daño muscular y ayudan al músculo a recuperar su tamaño y su fuerza. De hecho, si no hay suficiente insulina en el cuerpo humano cuando los músculos sufren algún accidente, los aminoácidos no podrán cumplir su función natural y los músculos empezarán a debilitarse.

Además, esta hormona regula otros sistemas del organismo y los ácidos grasos. Es decir,  la insulina tiene un papel de gran importancia en cualquier actividad del cuerpo humano.

Efectos de la baja insulina

A fin de cuentas, podemos concluir que la insulina, tiene la principal responsabilidad de regular los niveles de glucosa sanguínea y el aumento de las concentraciones de sangre para alimentar otras moléculas energéticas, entre algunas otras funciones.

De hecho, vale la pena comentar que la falta total de insulina puede llevar a coma diabético y a la muerte, puesto que el cuerpo no puede mantener sus propios requerimientos de energía.

Finalmente, una vez que sabemos ¿Qué es la insulina y para qué sirve? Podemos entender cómo funciona nuestro organismo y de esta manera optimizar las funciones de nuestro cuerpo.

También puedes leer

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.