La albahaca: Propiedades y Beneficios en infusiones

¿Que es la albahaca?

La albahaca es una hierba versátil que se puede sembrar en la casa. Además, tiene una gran gama de utilidad, por lo que es considerada la reina de la cocina y de la medicina natural. Siendo para los hindúes una planta sagrada.

¿Que que sirve la albahaca?

La albahaca es utilizada en el mundo culinario como aderezo de sopas, caldos, ensaladas, guisos y, sobre todo, para darle sabor a la rica salsa italiana. Con ella también se elaboran aceites aromáticos e infusión  medicinal de albahaca, que con su rico olor brinda una cantidad de beneficios a nuestra salud que ni te puedes imaginar.

Propiedades de la albahaca

la albahaca - ´planta

La albahaca posee una diversidad de principios activos muy curativos que se encuentran en las hojas, tallos y semillas. Es una planta medicinal que  genera  beneficios para la salud. Una de las maneras de ser utilizada es preparándola como infusión o te curativo. Entre sus principales beneficios se encuentran:

  • Es diurética: La infusión de albahaca contribuye a eliminar el exceso de líquido retenido en el cuerpo.
  • Es digestiva y depurativa: alivia los efectos de la gastritis, el reflujo u otras afecciones del aparato digestivo.
  • Es sedante: combate el insomnio.
  • Es antibacteriana: sus hojas contienen aceites esenciales, con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.
  • Es cicatrizante: al aplicarla como comprensa las heridas cicatrizaran en menor tiempo.

infusión de albahaca

La infusión de albahaca es un te curativo con un agradable aroma, que proporciona beneficios al organismo.  Es una preparación rápida y fácil de elaborar:

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de albahaca.
  • 1 taza de agua.

Preparación

  • Hervir 1 taza de agua a fuego medo. Cuando esta esté en punto de ebullición, añadir la cucharadita de albahaca y dejarla durante 3 minutos hirviendo.
  • Bajar del fuego, tapar y dejar reposar durante 2 minutos.
  • Transcurrido el tiempo colar y tomar.

Para qué sirve la infusión de albahaca

infusion albahaca

La albahaca es una de las plantas aromáticas más conocidas y utilizadas dentro del mundo gastronómico. Sin embargo, se conoce poco sobre sus propiedades medicinales y sobre que existe una gran variedad tipológica de ello. Pero, sin ninguna duda, los tipos de albahaca más utilizados tanto con fines culinarios como con fines medicinales son la albahaca morada y la albahaca blanca.

Tipos de albahaca

Los tipos de albahaca más utilizados tanto con fines culinarios como con fines medicinales son la albahaca morada y la albahaca blanca:

 

  1. Albahaca morada: La albahaca morada es la de mayor investigación científica. Su sabor es similar al del clavo de sabor. Además, es una planta muy medicinal que también sirve para la decoración de platos y preparación de vinagres de hierbas. Se recomendada en casos de digestiones pesadas y para tratar migrañas de origen digestivo o nervioso.
  2. Albahaca blanca: La albahaca blanca es también conocida como albahaca verde. Es la más fácil de conseguir y suele ser utilizada en remedios medicinales como infusión o te curativo. Del mismo modo, es un sabroso aderezo para ensaladas, guisos de pescado, sopas, salteados de verduras y batidos verdes. Pero en especial, es excelente para preparar salsas italianas, aplicadas en pastas o pizzas.

Conjuntamente, es utilizada para tratar afecciones, fiebre, virus de hepatitis, malaria, estrés, tuberculosis, envejecimiento de piel y cabello, picaduras de insectos y escorpiones, como mordeduras de serpientes. Combate el dolor de garganta, angina, y la inflamación de encías.

Finalmente…

Debido a su diversidad de propiedades, es un excelente remedio casero, natural y muy tradicional, pero del cual no se debe abusar de su uso. Utilizarlo en exceso, puede generar algunas contraindicaciones, siendo la más común la aparición de cuadros alérgicos. Por lo que no es recomendado en mujeres embarazadas, niños menores de 6 años, ni en personas con problemas neurológicos. Se debe tener en cuenta que la albahaca posee propiedades sedantes y anticoagulantes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.