Conoce las mejores infusiones para la tos

Todas las personas alguna vez han pasado por este molesto trastorno momentáneo conocido como la tos. Aunque mucha gente no lo sepa, este es un mecanismo de defensa que tiene nuestro cuerpo para mantener las vías respiratorias y la garganta despejadas de flemas y bacterias.

Con respecto a esto, dentro de este artículo podrás encontrar información adicional sobre la tos, y algunos remedios caseros o infusiones con los cuales podrás ayudar a mejorar a la persona que esté sufriendo de ella.

Algunas formas en las que llega la tos

La tos puede llegar a presentarse en un individuo por diversos factores, los más comunes entre ellos son producidos por alergias que involucran a la nariz o los senos paranasales, asma o bronquitis crónica, el resfriado común y la gripe, infecciones pulmonares y la sinusitis.

Entre todas ellas, la más común por la que una persona sufre de tos, es el conocido como resfriado común o gripe, que aparece al estar expuesto a una bacteria que afecte al organismo de una manera muy leve, irritando la garganta y la nariz como síntomas principales.

Remedios caseros e infusiones para la tos

Principalmente es posible atacar la tos con una serie de infusiones para la tos sencillas de preparar para ayudar al individuo a mejorar su estado y atravesar el periodo de la tos más rápido y fácil. Es por esto, que a continuación encontraras una lista con una serie de remedios caseros para combatir la tos.

¿Solo con agua?

El más sencillo de todos, puesto que no requiere de una preparación o algún ingrediente de mayor importancia. Este consiste en mantener al individuo bien hidratado para ayudarlo a diluir las flemas que se producen en el organismo. Básicamente, entre mientras más agua beba más diluida estará la flema y podrá expulsarla con mayor facilidad.

Infusiones para tos – Un brebaje de cebolla, jengibre, limón y miel

De gran ayuda para aliviar la tos con flema, solo necesitaras una cebolla, medio limón, media taza de agua y una cucharadita de mil. Especialmente, una mezcla de estos ingredientes por las propiedades que poseen, entre ellas las propiedades antibióticas de la cebolla, el limón y jengibre como expectorantes y la miel como un alimento antiséptico calmante y bactericida.

Su preparación es algo sencilla, primeramente debes hervir una cebolla partida por la mitad en medio litro de agua, después de unos 15 minutos puedes servir esa agua hervida de cebolla en una taza y agregarle un té de tu preferencia, añadirle unas gotas de limón, una pizca de jengibre y una cucharada de miel, esta puede tomarse hasta 3 veces al día.

Infusiones para la tos – Un toque amargo con un toque dulce

Al igual que en el remedio anterior, necesitaras de dos elementos muy fáciles de conseguir. Un limón más una cucharada de miel serán de gran ayuda para combatir la tos con flema. Seguidamente, solo tendrás que exprimir el limón y añadir el zumo del mismo en una taza con agua caliente junto con una cucharadita de miel de abeja y mezclarlo muy bien hasta que la miel se disuelva.

La tradicional sopita de pollo

infusiones para la tos

Para hacer más fluidas las secreciones de mucosa y aliviar la tos con flema, no hay nada mejor que los caldos calientes y las sopas. Es por esto que el remedio casero más común para ayudar a la persona que sufre de tos es una sopa de pollo caliente a la cual se le puede agregar un poco de ajo y jengibre para mejorar la acción expectorante y fortalecer el sistema inmune.

¿Qué debería hacer?

Principalmente, puede intentar resolver el problema de la tos con cualquiera de las infusiones y remedios caseros que existen, aunque de persistir el problema y comenzar a agravarse, siempre es recomendable consultar a un médico especialista que pueda recomendar un mejor tratamiento para aliviar la tos hasta desaparecerla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.