5 Infusiones caseras y naturales para el estrés

Al menos un 70% de la población en cualquier parte del mundo, tiene problemas de estrés. El estrés puede ser provocado por distintas causas: emocionales, decepciones amorosas, problemas en el trabajo y depresión. De manera tal que dichas situaciones de agobio, pueden convertirse en problemas graves de salud, como es el caso de úlceras y un aumento en la presión arterial.

5 maravillosas infusiones para el estrés

A continuación de nombramos 5 infusiones fáciles de preparar para reducir el estrés:

Infusión de Ginseng

Se trata de una sustancia conocida por su proporción de nutrientes especiales. Dichos nutrientes, pueden provocar que el cuerpo pueda lograr un rendimiento excelente en el ámbito mental y físico. Por otro lado, fortalece el sistema inmunológico en el cuerpo humano, además de combatir el estrés. A pesar de que se trata de una sustancia natural, no es recomendable que mujeres embarazadas lo consuman.

Infusión de Manzanilla

El consumo de infusiones de manzanilla puede recomendarse de la siguiente manera: tomar 1 o 2 veces al día una taza. Su preparación es realmente fácil ya que solamente se le agregan 4 gramos de flores de manzanilla en 1 taza de agua y se hierve. Las propiedades de la manzanilla, actúan en una zona cerebral dentro del sistema nervioso en donde se genera el estrés. De hecho, contienen unas sustancias denominadas sesquiterpenos que son las que logran que los niveles de estrés, desciendan.

Infusión de Pasiflora

También llamada flor de la pasión, se trata de una hierba con efectos naturales que sirve para el alivio del estrés. Básicamente, la pasiflora tiene un efecto ansiolítico lo que provoca la reducción de la ansiedad. Además de esto, esta poderosa hierba tiene la facultad de relajar el sistema nervioso con los neurotransmisores que segrega la hierba.

Infusión de Lavanda

Para la preparación de la infusión de lavanda, se necesitan 2 litros de agua y 70 gramos de flores de lavanda. Se deja reposar durante unos minutos y se procede a consumirla cuando aún se encuentre tibia. La lavanda, básicamente ayuda a la ansiedad y al insomnio, como también es utilizada para la relajación.

Infusión de menta

Con una taza de agua y una cucharada de menta, se puede lograr una infusión completamente natural y efectiva para el nerviosismo y el estrés. Además de favorecer la digestión, la infusión de menta tiene efectos relajantes y analgésicos. Por otro lado, la menta también puede calmar la tos y puede resultar energética. Es recomendable que se tome una taza de esta infusión una vez al día antes de una comida principal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.