Grasas saturadas, el colesterol y su relación con las enfermedades cardíacas

GRASAS SATURADAS, EL COLESTEROL Y SU RELACIÓN CON LAS ENFERMEDADES CARDÍACAS

¿Por qué molestarse en cambiar la forma en que comemos? En realidad, existen excelentes razones. Investigaciones recientes nos han demostrado cómo la dieta que llevamos afecta nuestro cuerpo, nuestra salud y nuestra vida. Tal vez no llegues a los 101 año de vida con un menú en grasas bajas, pero la calidad de vida aumenta cuando te sientes y te ves bien. Además, muchos investigadores piensan que comer bajo en grasas es lo que se supone que deberíamos comer. Sabemos que tenemos menos problemas como el sobrepeso y algunos tipos de cáncer cuando nuestra dieta no está tan llena de grasas saturadas. Pero la razón principal para comer bajo en  grasa es mantener nuestro corazón saludable. Comer es mejor cuando es a su vez delicioso como saludable.

corazon-sano-grasas-saturadas

Colesterol y Enfermedades Cardíacas

En promedio, más de un millón de personas mueren de enfermedades cardíacas prematuramente en Estados Unidos cada año. Es el número que representa el mayor problema en la salud de los americanos, sin importar el sexo o la etnia. La mitad de hombres y una tercera parte de las mujeres después de los 24, muestran un alto nivel de colesterol y comienzos de una enfermedad cardíaca. No hay que tomarlo de ejemplo. Es algo que se puede cambiar por uno mismo si se quiere. Estudios a largo plazo muestran que bajar el nivel de colesterol en la sangre, especialmente si es sobre los 200 miligramos, es un importante paso, no para prolongar el plazo de vida, sino la calidad de vida. Una buena dieta, con medicamentos para bajar el colesterol está primero en la lista de pasos para mejorar.

La palabra “colesterol” puede ser confusa. Hay dos maneras de definirla. Una es la comida que comemos llamada “colesterol dietético”, medida en miligramos.  Podemos observar en recetas al final un “mg”. Muchos de nosotros comemos alrededor de 600 miligramos en colesterol, lo cuál es considerado una cantidad alta.

El otro uso que le damos a esta palabra  es en nuestro propio colesterol, el que nos dicen cuando es examinado y analizado por especialistas.

Si se ha ayunado (Tomando solamente agua por 12 horas) El número arrojado es una combinación de alta densidad y una muy baja densidad de lipoproteínas (HDL, LDL y VLDL). Si no se ha ayunado, se puede obtener los números individuales de HDL y LDL, para saber qué pasos tomar para cambiar una u otra, o ambas. Si tu LDL es muy alto, puedes arreglarlo con una dieta. Si has escuchado hablar de  colesterol malo y colesterol bueno, se refieren a tu HDL. Si el número es alto es considerado bueno porque ayuda a que tu cuerpo se deshaga de grasas saturadas. El LDL alto significa algo malo porque quiere decir que tu cuerpo generará más placas de colesterol.

¿Cómo obtenemos un bueno colesterol en nuestra sangre?

grasas-saturadas

Quizás de nuestros mismos cuerpos. La mayoría pone demasiada grasas saturadas a nuestra dieta que hace que eleve nuestro colesterol en la sangre y forme placas. El colesterol dietético es también culpable, pero no es tan significante como la cantidad total ingerida, en especial las grasas saturadas ingeridas. Es por eso que los crustáceos como la langosta, la cuál tiene bastante colesterol pero sin casi grasa, no es tan dañina como los cortes de carnes rojas que tiene altos contenidos de grasas saturadas. Los crustáceos y algunos pescados también contienen ácidos grasos como el omega 3, que ayuda a bajar el colesterol.

Ya que la grasa en la carne roja ha sido identificada como contenedora de grasas saturadas, para algunos es más fácil abandonar todas las carnes rojas, pero no es necesario. Es verdad que el pescado hervido o a la parrilla consistentemente tiene menos grasas saturadas que la gran parte de carnes rojas o aves de granja. Pero algunas, tales como la carne magra, el jamón, el cordero, el puerco, aves de granja, el pato sin la piel son igual de bajas en grasas saturadas que algunos pescados. Podemos comer casi cualquier tipo de carne magra o pollo si lo preparamos sin grasas saturadas y en cantidades proporcionales al tamaño de la palma de nuestras manos, sin comerlo todos los días.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.