Ejercicios caseros para prevenir el Alzheimer

¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por la pérdida de la memoria inmediata y otras capacidades mentales. Se debe a la muerte de las neuronas, las células nerviosas, lo cual atrofia diferentes zonas del cerebro. Sin embargo, en este artículo presentamos algunos ejercicios caseros para prevenir el Alzheimer.

Uno de los primeros síntomas es la incapacidad de adquirir nuevos recuerdos, pero a medida que avanza la enfermedad aparecen otros más graves.  Entre estos se encuentran la confusión mental, la irritabilidad, la agresión, los cambios del humor y la pérdida de la memoria de corto plazo.

También son comunes los trastornos del lenguaje, el aislamiento de las demás personas y finalmente la pérdida de las funciones biológicas. Generalmente, es esto último lo que lleva a la muerte, debido a que al paciente se le olvida hasta cómo masticar.

¿Por qué sirven estos ejercicios caseros?

El cerebro, para ser capaz de adaptarse y cambiar hasta la vejez, necesita ser ejercitado regularmente. El constante entrenamiento lo ayudará a mantenerse sano y prevenir la pérdida de la memoria. El motivo por el que estos ejercicios caseros para prevenir el Alzheimer son eficaces es porque mantienen el cerebro estimulado.

Una dieta baja en grasa, ejercicio físico, socialización, meditación y entrenamiento cognitivo fueron los elementos de un programa al que se sometieron pacientes con Alzheimer. Las investigaciones descubrieron que estas personas pudieron recuperar gran parte de su actividad cerebral.

El doctor Bender, uno de los científicos que llevaron a cabo el estudio, dice que si el cerebro es pasivo, tiende a atrofiarse. Esto se debe a que los cerebros de los seres humanos están hechos para aprender cosas nuevas y mantenerse activos.

Artículos que debes leer
1 De 78

Ejercicios caseros para prevenir el Alzheimer

Como demuestran los estudios realizados por el doctor Bender, la meditación puede ayudar a mejorar una gran cantidad de enfermedades. La depresión, la ansiedad, el dolor crónico, la diabetes y la hipertensión arterial son solo alguna de ellas.  Además de esto, meditar es bueno para potenciar la concentración, la creatividad y el aprendizaje.

Es debido a esta mejora en las actividades mentales que la meditación incrementa el espesor de la corteza cerebral. Asimismo, también mejora las conexiones entre las neuronas, la memora y la agudeza mental.

Las personas que sufren de Alzheimer tienden a olvidar el lenguaje y, por ende, las palabras y su significado. El asociar palabras con imágenes visuales positivas y coloridas  es la forma más sencilla y efectiva de recordar las palabras.

Los acrónimos

El uso continuo de acrónimos es otro método eficaz para recordar los significados de frases cortas. Estos se forman con las primeras letras de varias palabras que tienen un significado. Por ejemplo, LOL que significa Laughing Out Loud.

Otro de los ejercicios caseros para prevenir el Alzheimer consiste en utilizar rimas viejas y famosas es una gran manera de recordar cosas cotidianas. Un ejemplo de ello es la que dice: 30 días tiene noviembre, con abril, junio y septiembre, de 28 solo hay uno y los demás 31. Así será fácil recordar cuántos días tiene cada uno de los meses.

El involucrar todos los sentidos cuando se desea recordar algo es otra de las recomendaciones de los expertos. Al relacionar la información con colores, texturas, olores y sabores mantiene el cerebro alerta y estimulado.

Realizar diferentes ejercicios de atención, de lenguaje y de cálculo mental es muy útil a la hora de mantener el cerebro activo. Algunos de los mejores y más entretenidos son las sopas de letras, los sudokus y los crucigramas que te mantendrán atento durante horas. Por el otro lado, recordar distintos refranes también es útil para ejercitar el cerebro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.