Como quitar el dolor de garganta

El dolor de garganta se produce comúnmente como consecuencia de infecciones en las amígdalas o la faringe. Además, puede estar acompañado de síntomas adversos como picazón, ardor o molestias para deglutir.

La mayoría de los dolores en la garganta son causados por infecciones virales como la gripe o el resfriado. No obstante, algunas veces son ocasionados simplemente por haber estado gritando de más en un concierto o al haber forzado mucho la voz la noche anterior.

Estos problemas de garganta son generalmente leves y desaparecen con facilidad, por cuenta propia. Aunque, en ocasiones esta infecciones resultan ser verdaderamente incomodas por tal motivo te traemos los siguientes remedios caseros para el dolor de garganta.

Remedios caseros para el dolor de garganta

dolor de garganta

Para aliviar una garganta irritada lo mejor y probablemente lo más infalible es descansar. Descansar, hasta que nos encontremos plenamente recuperados. Sin embargo, si no nos podemos permitirnos el faltar al trabajo, a clases podemos probar con lo siguiente:

Haz gárgaras

Un remedio clásico y realmente útil es hacer gárgaras varias veces al día, preferiblemente con agua tibia y salada. Este método además de ser eficaz fue corroborado por un estudio realizado por el American Journal of Preventive Medicine en el año 2005.

Hacer gárgaras de agua tibia con sal al menos 3 veces al día permite que esta absorba el agua de las células de la membrana mucosa, que se encuentran inflamadas durante el constipado. Por supuesto, solo son gárgaras, no es necesario que te tomes el agua.

Come un caramelo

Existen muchos caramelos que podemos adquirir en las farmacias y que tienen la misión de aliviar una garganta irritada, especialmente aquellos que contengan ingredientes refrescantes como la menta o el eucalipto. La razón, es que estos caramelos estimulan la producción de saliva, la cual contribuye a aliviar el dolor de la garganta al tragarse.

Beber líquidos

El beber agua se convierte en nuestro mejor aliado a la hora de infección en la garganta, ya nos ayuda a hidratarnos. Algo esencial si queremos que la enfermedad desaparezca.

Por otro lado, los líquidos humedecen las membranas mucosas, por lo que la sensación de dolor disminuye, especialmente en el caso de las bebidas calientes. Por eso te recomendamos el beber un té de manzanilla, el cual es ideal para estos males ya que combate las bacterias, relaja los músculos de la garganta y es un analgésico natural.

Una cucharada de miel con limón

La miel es un excelente antiséptico y el limón posee propiedades antibacterianas y antivirales. Es decir, combinados son la mejor ayuda para combatir las enfermedades infecciosas destruyendo los microbios que las causan. Puedes tomar una o dos cucharadas lentamente, dejando que la miel repose en la parte posterior de nuestra boca.

Toma una sopa de pollo

Aunque cualquier caldo caliente es beneficioso para tu garganta, los médicos recomiendan particularmente el caldo de pollo. Ya que la sopa caliente proporciona alivio a las gargantas adoloridas y una buena cantidad de sodio a nuestro organismo. Sin contar que servirá de nutrición cuando pueda ser difícil comer o tragar por la inflamación de la garganta.

¿Qué hacer si un dolor de garganta empeora?

Si permaneces con la inflamación severa luego de unos días o el dolor comienza a ser acompañado por una fiebre alta o inflamación de los ganglios (pequeñas células que crean un órgano con forma de ovoide o esférica y pueden ser palpadas fácilmente con los dedos a través de cuello a la hora de una infección bacteriana) Lo más recomendable es que acudas con tu médico. Debido a que  estos síntomas pueden ser síntomas de una infección bacteriana, como la faringitis estreptocócica.

Un último consejo….

La garganta además de ser uno de los órganos más importantes del cuerpo humano ya que es la que garantiza el oxígeno, la energía así como el habla, es de los más integrales del organismo. No obstante es un área bastante vulnerable.

Por consiguiente, es necesario brindarle un cuidado especial al momento de una infección. Entonces, si deseas protege tu garganta de los gérmenes que causas estas infecciones es esencial lavarte las manos con frecuencia, mantenerse alejado de las personas que padecen resfríos u otras infecciones contagiosas. Además, trate de evite fumar e inhalar de humo de segunda mano, ya que esto puede irritar la garganta.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.