Diferencias entre el colesterol bueno y el malo

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia cerosa y grasosa que existe en todas las partes del cuerpo de forma natural. El organismo necesita cierta cantidad de colesterol para trabajar adecuadamente, debido a que controla diversas funciones vitales. Sin embargo, existen diferencias entre el colesterol bueno y el malo que te vamos a explicar a continuación.

Los riesgos de tener altas cantidades de colesterol en la sangra son varias. El exceso de esta sustancia puede adherirse a las paredes de las arterias, estrechándolas y, en ocasiones, obstruyéndolas. Esta grasa que se acumula en las paredes de las vías sanguíneas se denomina placa.

Diferencias entre el colesterol bueno y el malo

Es frecuente escuchar de las diferencias entre el colesterol bueno y el malo. Sin embargo, no siempre se entiende correctamente de qué se trata.  Normalmente, las personas creen que todo tipo de colesterol en la sangre es malo.

En este artículo, explicaremos las diferencias entre el colesterol bueno y el malo. Especialmente para que comprendas adecuadamente lo que indica el médico. Asimismo, también descubrirás los diferentes riesgos que representan. Además, la razón por la que es importante mantener valores normales de colesterol en la sangre.

Los dos tipos diferentes de colesterol se clasifican como HDL y LDL, siendo el bueno el HDL y el malo el LDL. Aunque no tengan síntomas obvios, ambos tipos de colesterol se encuentran en la sangre y deben ser controlados porque pueden generar problemas cardiovasculares.

El colesterol bueno se conoce como HDL debido a que es transportado por las lipoproteínas de alta densidad, conocidas en inglés como High Density Lipoprotein. Este tipo de colesterol consiste entre un cuarto y un tercio de todo el que tenemos en el organismo.

El colesterol bueno

El colesterol bueno, o HDL, es llamado así porque si sus niveles se encuentra altos. De hecho, pueden proteger al cuerpo de un ataque al corazón. Además, puede llevar el colesterol por las arterias de regreso al hígado, a través de cual el cuerpo lo expulsa. De igual modo, este es capaz de eliminar el exceso de placa arterial y evita su acumulación en las vías sanguíneas.

Por el contrario, si los niveles de colesterol bueno son bajos, puede ser muy peligroso. Esto se debe a que los bajos niveles de este tipo de colesterol incrementan el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

El colesterol malo es el más conocido por la mayorías de personas alrededor de todo el mundo. Este se identifica como LDL, debido a que es transportado por lipoproteínas de baja densidad, conocidas en inglés como Low-Density Lipoproteins.

Cuando el colesterol malo se encuentra en altos niveles en la sangre, este se acumula gradualmente en las paredes internas de las arterias. Debido a que estas son las encargadas  de alimentar al corazón y al cerebro, esto puede llegar a ser letal y generar muchos problemas de salud.

Cuando la placa formada por este colesterol se endurece, las paredes de las arterias se estrechan y no permiten su flexibilidad. Esto se conoce arterosclerosis y, si se forma un coagulo, puede generar un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Diferencias entre el colesterol y los triglicéridos

A diferencia del colesterol, los triglicéridos son una clase de grasa que produce el cuerpo. Sus altos niveles son característicos en personas obesas o con sobrepeso, que realizan poca actividad física y consumen tabaco. Igualmente, llevar una dieta no balanceada, llena de hidratos de carbono, y el consumo excesivo de alcohol lo propician.

Generalmente, los que tienen altos niveles de triglicéridos, tienen también un alto nivel de colesterol bueno y malo. Además, los diabéticos o cardíacos pueden sufrir de triglicéridos elevados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.