¿Cómo cuidar la piel de los rayos solares?

Se conoce a los rayos solares como la radiación solar; este es el acumulado de radiaciones electromagnéticas que son emitidas por el Sol.

Los rayos solares son también conocidos como rayos ultravioletas (UV) y son invisibles al ojo humano, además se dividen de acuerdo a su longitud de onda, la cual se mide en nanómetros (nm). Sin embargo, entre más corta es la onda, más intensa es la energía de los rayos solares. Se dividen en tres tipos:

  1. Los UVC: estos tienen una longitud de onda que se intercala entre los 200 y 280 nm. Por lo tanto, estos rayos son tomados por la capa de ozono antes de siquiera llegar a la tierra y son extremadamente peligrosos para los seres humanos.
  2. Los UVB: también son conocidos como los rayos de onda media (entre 280 y 320 nm) ellos son absorbidos mayormente por la capa de ozono, mas sin embargo llegan a la superficie terrestre.
  3. Los UVA: estos contienen la radiación solar menos nociva. Tiene una longitud de onda ubicada entre los 320 y 400 nm y gran parte de estos rayos llega a la superficie terrestre.

Efectivamente, la acción de los rayos solares puede ser directa o indirecta, esta última es inducida por los reflejos de los rayos sobre la superficie terrestre y por la difusión de ellos mediante las nubes. Debido a esto, que haya un día nublado no es impedimento para que los rayos solares transgredan sobre la piel.

El daño que causan

Como anteriormente se mencionó, el sol emite dos tipos de rayos UV que alcanzan la superficie de la Tierra: los rayos UVA y UVB. Hace tiempo atrás, se pensaba que estos rayos no eran nocivos para las capas más profundas de la piel de la misma forma en que dañaba las capas superiores.

No obstante, estudios han identificado a los rayos UVA con mayor índice cancerígeno de lo que se llegó a creer, dicho hallazgo pone en evidencia lo significativo que es limitar la exposición al sol o ir a centros de bronceado.

De hecho, el daño parecía ir en aumento a medida que avanzaba atravesando la epidermis, y se cree que es debido a una forma de retrodispersión, es decir, el daño va a través y  de alguna forma se refleja.

Como cuidar la piel de los rayos solares

rayos solares

#1 Cubrirse

¿Cómo cubrirse contribuye a cuidar la piel de los rayos solares? Al momento de hablar de cuidarse del sol, esto supone dos medidas primordiales.

Primeramente, no se debe exponer al sol cuando sus rayos están con la mayor intensidad -esto sucede en el tiempos estimado entre las 10 (diez) de la mañana y las 4 (cuatro) de la tarde-. Mientras se este período, lo recomendable es quedarse bajo techo. Es una mala idea ir a la playa.

En segundo lugar, para cuidar la piel de los rayos solares se debe usar las prendas adecuadas. Respecto a esto, las ropas de colores oscuros y de telas de tejidos ajustados contienen la capacidad de absorción de rayos ultravioletas sumamente mayor que las vestimentas de algodón y colores claros.

#2 El uso del protector solar

Es muy importante no olvidar nunca aplicarse el protector solar -de factor 15 como mínimo-. Se sugiere utilizar uno que sea resistente al agua.

Se debe aplicar el protector por lo menos 20 minutos antes de exponerse al sol. De esta forma, le da tiempo a la piel para que lo absorba. Cada 2 horas, repetir el procedimiento –hacerlo con más frecuencia si se ha mojado ya sea a causa del sudor o baños de inmersión-.

#3 Protegerse de los reflejos solares

Protegerse con las sombrillas y los árboles es parcial. Esto quiere decir que no protegen de los rayos que son reflejados en la arena, la nieve, el concreto y otras superficies. Tomando en consideración que los rayos ultravioletas pueden penetrar en el agua muy fácilmente, no se puede contar con el mar como escudo solar efectivo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.