Consejos medicinales para los dolores de espalda

Ocasionalmente debido a ciertos trabajos o la postura que mantenemos a diario podemos sentir adolorida la espalda, esto no significa que suframos de problemas de la columna. Cuando se practica un deporte erróneamente, se puede lastimar un músculo o tendón, provocando gran dolor. El sobre peso, el embarazo o alguna condición congénita como la escoliosis. Por ejemplo (Palabra de transición bien empleada, después de un punto para conectar ideas), causan gran presión en la espalda baja, haciendo débiles los músculos, nervios y las coyunturas.

Esta clase de dolores de espalda o molestias leves no necesitan de una visita médica para aliviarse, por eso te daremos 8 consejos para tratar los dolores. Teniendo en cuenta que la mayor parte de estos problemas podrían evitarse con simples acciones como mejorar la postura y evitar levantar objetos muy pesados, en caso de ser necesario hacerlo con la postura correcta. Cabe destacar que estos consejos son para dolores leves, si el dolor persiste por más de un mes debería ir con un doctor.

Compresas frías/calientes:

Para muchos dolores son recomendados el uso de compresas frías y calientes; ya que con la compresa fría se ayuda a reducir la hinchazón y adormece el dolor profundo. Con la compresa caliente se reduce los espasmos musculares y el dolor.

Masajes:

Pedir a algún familiar o amigo que le masajeen el área adolorida ayuda a disminuir la tensión en la espalda, si se usa un ungüento o crema para la relajación de los músculos sería mejor. Es muy importante que el masaje al no ser realizado por un profesional debe ser muy delicado, pues si este es hecho con mucha fuerza podría empeorar el dolor o mover algún disco de la espalda por error.

Ejercicios:

Es muy importante la realización de ejercicios con frecuencia porque esto contribuye evitar la acumulación de tensión en la zona lumbar. Los estiramientos son muy recomendados debido a que ayuda a mantener una buena postura y disminuye la presión en la espalda. Uno de los ejercicios que se pueden hacer es poner una pelota entre su espalda y la pared. Flexione las rodillas hacia arriba y abajo, haga rodar la pelota. Debe repetir hasta que sienta la relajación en la espalda. De igual forma se puede acostarse en el suelo, se toma una rodilla y se aprieta el muslo hacia el pecho. Mantenga esta posición unos segundos y repita con la otra pierna.

Mantener una dieta saludable:

Otra de las razones que influyen en los dolores de espalda es la obesidad. Por ello se recomienda llevar una dieta balanceada. Asimismo, tomar vitaminas, como la vitamina D, ya que la falta de calcio afecta a la columna. También el Magnesio en la dieta ayuda a prevenir la osteoporosis.

Medicamentos:

Analgésicos, que son medicamentos contra el dolor. Medicamentos sin receta tales como ibuprofeno, ketoprofeno y naproxeno con sodio. Otros requieren receta médica. Analgésicos tópicos como cremas, ungüentos y bálsamos que se aplican a la piel sobre el lugar donde siente dolor.

Presta atención a la manera en que caminas:

En muchos casos, sin ser conscientes de ello, caminamos jorobados, inclinando el peso de los hombros hacia delante. Es significativo evitar este estilo de caminar, irguiendo la espalda y elevando la cabeza. Así mismo, no hay que abusar de los zapatos de tacón alto ni de los bolsos muy pesados, que cargan el peso en un único lado de nuestro cuerpo.

Posición al dormir:

En ocasiones, la posición que tomamos al dormir afecta nuestra columna. Por ello es recomendable usar un colchón firme y una almohada baja para dormir mejor.

Aprende a relajarte:

Realizar técnicas de relajación o hacer ejercicio de manera regular ayuda a prevenir el estrés y evita que se acumule tensión en los músculos del cuello.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.