Consejos para el dolor de amígdalas

Si has sufrido de inflamaciones de las amígdalas o dolor de amígdalas que te causan gran dolor al tragar cualquier alimento o bebida, seguramente eres de los que no les quitaron las amígdalas de niño.

Pero el no habértelas quitado fue una gran ventaja, porque estudios recientes han demostrado la importancia de la presencia de las mismas en nuestro organismo. De esta manera se ha verificado que estas se encargan de filtrar gérmenes que entran por la boca.

Antes de seguir nuestros consejos para el dolor de amígdalas, es bueno saber cuál es la causa y origen de este malestar.

Pero ¿por qué se inflaman?

Las amígdalas son ganglios linfáticos que se encargan de eliminar bacterias y microorganismos, ayudando a evitar muchas enfermedades e infecciones.

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas, causado por la irritación de la boca y la garganta. Asimismo puede ocasionarse por tumores en la amígdala, originados por un trauma físico o por una infección de origen bacteriano.

¿Qué síntomas se presentan con las amígdalas inflamadas?

Entre los diversos síntomas que se presentan tenemos:

  • Dificultad para tragar alimentos y bebidas. En ocasiones cuando es muy grave se nos dificulta hasta tragar nuestra propia saliva.
  • El dolor en la garganta es intenso y de no tratarse a tiempo puede durar varios días.
  • En ocasiones puede causar fiebre.
  • Al no tratarse adecuadamente, se puede extender al oído, debido a que la inflamación se extiende hasta el sistema auditivo, ocasionando un gran dolor.
  • Cansancio constante.
  • Dolores de cabeza.

Consejos para el dolor de amígdalas

dolor de amígdalas

A pesar de tener un tratamiento contra la amigdalitis, el dolor puede persistir. No obstante, para hacer la respectiva cura de dicha enfermedad más llevadera, te damos los siguientes consejos para el dolor de las amígdalas:

Agua oxigenada con manzanilla para el dolor de amígdalas:

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es un agente germicida que ataca a las bacterias y la manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias.

Para este remedio debes mezclar 10 mililitros de agua oxigenada con 10 mililitros de infusión de manzanilla tibia y hacer gárgaras dos veces al día.

Ajo:

el ajo tiene propiedades antibacterianas, ya que es un antibiótico natural que trata infecciones e inflamaciones de las amígdalas.

Para beneficiarte de las propiedades del ajo, toma en ayunas un diente de ajo con un vaso de agua.

– Limón con bicarbonato de sodio:

Esta mezcla es un excelente antibacteriano, ayudando a bajar la inflamación de las amígdalas.

Debes mezclar el jugo de un limón y una cucharadita de bicarbonato de sodio y hacer gárgaras 3 veces al día.

Limón con sal:

continuamos con las propiedades del limón, ahora junto con la sal. Asimismo este remedio ayuda a enfrentar el dolor de las amígdalas.

Para beneficiarte de sus virtudes debes mezclar el jugo de un limón con un vaso de agua y una cucharada de sal y hacer gárgaras 5 veces al día.

– Orégano:

Esta maravillosa planta es antiséptica y antiinflamatoria. Es el remedio natural más usado para tratar la amigdalitis.

Para prepararlo coloca media cucharada de orégano en una taza de agua, calienta y deja reposar y se cuela. De esta manera se puede hacer gárgaras, así como tomarlo como infusión durante el día.

Romero:

El romero reduce la inflamación, las infecciones y especialmente el dolor por ser un buen antiséptico.

Para su elaboración debes hervir media tacita de vino blanco, dos cucharadas de miel y dos ramitas de romero. Luego cuela la preparación y una vez tibio haz gárgaras 3 veces al día.

Tomillo:

Es un gran desinfectante y antiséptico que ayuda a aliviar el malestar causado por la amigdalitis.

Para prepararlo, hierve una taza de agua con un puñito de hojas de tomillo durante unos 5 minutos, bébelo tibio 2 ó 3 veces al día.

Salvia:

Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayuda a quitar el dolor causado por la amigdalitis.

Hierve hojas de salvia en una taza de agua, las envuelves en un pañuelo y lo colocas en tu cuello a la altura de tu garganta. También lo puedes combinar con gárgaras de infusión de salvia.

Con estos consejos para el dolor de las amígdalas, elige los remedios cuyos ingredientes tengas disponibles. Las gárgaras son siempre muy efectivas y te ayudarán a calmar el dolor, pero consulta a tu médico para un mejor tratamiento enfocado para tratar la amigdalitis.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.