La fiesta mortal del alcohol

Acompañante para cualquier ocasión y en cualquier presentación, tamaño, sabor y color; el alcohol, es el protagonista, brindando diversión momentánea pero que posteriormente el consumo excesivo de alcohol, repercute en el organismo de cualquiera.

Evidentemente, las personas  que se encuentran dentro del mundo del alcohol, no entienden el porqué deben disminuir o en el peor de los casos eliminar por completo el consumo del mismo, sin embargo esta compañía letal puede introducirse en la rutina de cualquiera silenciosamente.

Por esta razón, comprenderemos nuevamente las consecuencias de ingerir alcohol para cualquier organismo, y qué acciones pueden tomarse para que este proceso sea el más llevadero.

Aceptando realidades del consumo excesivo de alcohol

Esencialmente, son variadas las patologías que inician con la fiesta mortal del alcohol, y que por lo tanto nacen de esa necesidad de “diversión”. Dichas realidades o consecuencias que debemos aceptar son las siguientes:

  • Se pueden generar sangrados en el estomago o en el esófago. Éste último, sino sabia que es, pues es un conducto que a través de cual la comida realiza su viaje hacia el estómago.
  • Inicia un proceso de inflamación y de daño al páncreas. Este órgano, es el que genera diversas sustancias para que nuestro organismo posea un correcto funcionamiento.
  • Existe un fuerte daño al hígado, el cual puede llevar a la muerte
  • Es visible un cuadro de desnutrición, debido a la fuerte ingesta de alcohol.
  • Se puede llegar a sufrir de diversos tipos de cáncer: de hígado, de colon, de esófago.
  • Adicionalmente, se hace un poco más complicado mantener un control de la tensión arterial. Y si el consumidor ya posee problemas de tensión, el panorama se complica mucho más.
  • Se generan problemas cardíacos

Se ven afectadas diversas capacidades como la del razonamiento, y la del juicio. La Explicación que se da a esta consecuencia es que al beber de forma prolongada, afecta directamente las neuronas, afectando capacidades normales de cualquier ser humano de razonar, pensar y hasta de comportarse.

Consecuencias Sociales

Posteriormente de  conocer las consecuencias de haber ingresado a la fiesta mortal del alcohol, hay aspectos que no deben olvidarse. Los mismos son los que más influencia ejercen sobre cualquier individuo; las consecuencias que surgen de manera social, en el núcleo  de este consumidor que ya ha hecho parte de su vida el consumo de estas bebidas.

Por tal motivo, el tratar de relacionar problemas emocionales conjuntamente con el consumo, lejos de solventar las problemáticas puede empeorarlas, surgen problemas de sueño, surgen deseos de suicidio, violencia familiar, conflictividad, están propensos a los accidentes automovilísticos, la familia se ve afectada; sobre todo los niños que comienzan a tener un bajo rendimiento escolar y en últimas instancias se puede llegar al homicidio.

¿Consejos?

En primer lugar, el paso inicial para poder superar las malas consecuencias que ocasiona la fiesta mortal del alcohol, es  asimilar la problemática existente, y aceptar además que este tipo de bebidas no se pueden seguir consumiendo porque resultan un arma que atenta tanto contra la salud, como en contra del papel del individuo en la sociedad.

Lastimosamente el camino es largo, y las sociedades que tienen esta finalidad y hasta médicos son el apoyo que se necesita para andar y andar, y mejorar todo aquello que perjudica la salud y el buen desenvolvimiento en la sociedad.

Por tal motivo, concluimos con que el consumo excesivo de alcohol trae repercusiones mortales para cualquier consumidor y no solo para su salud, sino de forma familiar y social. De esa persona depende, disminuir o eliminar por completo el consumo de estas sustancias, y emprender el camino justo para evitar cualquier tipo de patología que afecten su salud y sus relaciones interpersonales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.