Consecuencias del tabaquismo

Entender el porqué del inicio de muchas adicciones nocivas, no es tan fácil como parece.  Detrás de esta explicación, se encuentran muchos aspectos envueltos sobre una nube de misterio, que casi siempre se devela al momento de tocar fondo o de decidir, no realizar más este tipo de acciones.

Básicamente, en esta oportunidad entraremos en la nube de humo del tabaquismo, en donde se encuentran muchas personas sumergidas, y que conociendo o desconociendo las graves consecuencias de su práctica, diariamente se elevan los niveles de las diferentes enfermedades que se pueden llegar a sufrir, por poseer  esta adicción en su día a día.

Dentro del humo del tabaquismo

Conocer un poco más a fondo esta adicción puede resultar hasta cierto punto interesante, tomando en cuenta que muchas personas logran “identificar” a los fumadores de manera rápida, porque generalmente los ven fumando, pero sin saber los desencadenantes de dicha adicción como: problemas familiares, amorosos, laborales, entre otros.

Inicialmente, el tabaquismo es la adicción que se genera por el consumo de tabaco. Esta adicción es ocasionada por uno de los componentes del mismo, el cual se conoce como nicotina. Este componente, genera un síntoma o sensación de alivio frente a la ansiedad y tiene efectos antidepresivos en nuestro organismo.

Seguidamente de comprender la dependencia que el tabaquismo genera; así como influye directamente sobre el sistema nervioso central (al obtenerse de consumirlos es sumamente fuerte para el consumidor), también es considerado una enfermedad porque tiene serias repercusiones a nivel físico, psicológico y social, por lo que requiere un tratamiento médico, y rehabilitaciones psíquicas que influyan en la mejoría de esta adicción.

Daños y consecuencias del tabaquismo

Por tal motivo, a continuación conoceremos las principales consecuencias del tabaquismo para el organismo de cualquier persona que tenga esta delicada adicción:

  • En primer lugar afecta  el sistema cardiovascular y broncopulmonar. Ya que sabemos que el fumar influye en la aparición de cáncer de pulmón, de laringe, y en los órganos digestivos.
  • Afecta la mucosa oral. El tabaquismo, influye en que surjan enfermedades bucales como gingivitis, y periodontitis. Esto debido al calor por la combustión del cigarrillo.
  • Hay un aumento en el riesgo de sufrir enfisemas pulmonares, bronquitis crónica, y se puede ser más propenso a sufrir de arteriosclerosis coronaria, cerebral y arterial periférica.
  • Influye en la aparición de ulceras estomacales, enfermedades del corazón  y también de los vasos sanguíneos.
  • Es comprobable la disminución de la inmunidad y defensas existentes en el organismo los cuales se confirman porque el organismo se vuelve más vulnerable a cualquier tipo de infecciones.
  • Genera arrugas en la piel, mal aliento, cambio en el color de la dentadura, cicatrización menor.

Y por último, tiene una influencia alta en la intensidad, frecuencia y ritmo del asma. Esto aplica tanto para las personas que ya sufren de esta enfermedad (porque les intensifica los cuadros asmáticos), como para las que no la sufren, pero que ya han sentido como se desencadena esta enfermedad.

Recomendaciones ante las consecuencias del tabaquismo

Finalmente luego de salir de la extensa nube de humo del tabaquismo, concluimos con que efectivamente esta adicción ha sido la causante de muchas muertes a nivel mundial. Es evidente que los primeros daños al organismo comienzan desde el primer momento que se obtiene este mal hábito, y desencadenan en graves enfermedades cardiovasculares, respiratorias.

Por tal motivo, no olvidemos que tenemos la capacidad de decidir por nuestra vida y que corre por nuestra responsabilidad, eliminar todas aquellas adicciones tóxicas que no beneficien nuestra salud y que más adelante puedan pasarnos factura, poniéndonos en riesgo y deteriorándonos tanto físico como mentalmente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.