Batidos para el cáncer

El cáncer

Batidos para el cáncer. El cáncer es una grave enfermedad ocasionada tanto por la genética como por el estilo de vida que lleve una persona, por ejemplo; fumar cantidades considerables de cigarros ocasiona cáncer de pulmón y beber mucho alcohol, de hígado.

Para tratar esta enfermedad existen muchos medicamentos y tratamientos. Sin embargo, una gran opción sería la mejora de la alimentación, ingiriendo frutas y vegetales, siendo el batido de frutas parte de la solución, considerado combatiente contra el cáncer.

Batidos para el cáncer

Las frutas en general abarcan un amplio nivel de vitaminas –la A, la C, la D, la E–, de  minerales –como el fósforo, el magnesio, el calcio– entre muchos otros nutrientes.

De cambur con mango:

Estas frutas tienen un alto valor en vitaminas, minerales y antioxidantes. El cambur posee potasio y hierro, ocasionando entonces prominentes niveles de energía en quién lo ingiera. Por otro lado, el mango contiene fenoles –como la quercetina, el isoquercitrin, el astragalin y la fisetina– que previenen la generación de cáncer.

Para preparar el batido se debe cortar el cambur en rodajas, verterse en la licuadora junto con la leche y las rebanadas previamente cortadas de mango. Si queda muy espeso, se puede añadir hielo o simplemente agua. Por el contrario, al quedar muy líquido, un poco de miel logra espesar la mezcla y ofrece un toque de sabor.

De manzana con zanahoria:

La manzana con cáscara contiene muchas vitaminas y antioxidantes, y la zanahoria propiedades estimuladoras del sistema inmunológico del organismo –como el falcarinol–; por ello, son útiles para prevenir el cáncer.

Para realizar el batido se cortan en rodajas la manzana –sin pelar– junto con la zanahoria, licuándose con agua. Posiblemente, si se desea un poco más de sabor, se puede añadir una cucharada de cereal o fruto seco, como la cebada o la avellana.

De mora:

Este pequeño fruto silvestre posee propiedades antioxidantes, anticancerígenas, antineurodegenerativas y antiinflamatorias; en consecuencia, afectan de manera positiva con respecto al cáncer de colon.

Para el batido se mezclan 500g de mora con agua o leche, añadiendo también algún tipo de cereal o fruto seco, como el trigo o las castañas.

De naranja con frambuesa:

Ambas frutas son excelentes antioxidantes. Son ricas en vitamina C y poseen magnesio, calcio y potasio, aumentando el funcionamiento del sistema inmunológico.

Simplemente se mezcla la leche o el yogurt con las frutas, resultando un delicioso y saludable batido. Es recomendable ingerirlo como desayuno.

De piña con jengibre:

La piña tiene la enzima bromelina, aquella encargada de prevenir el cáncer, disminuyendo los efectos negativos de la quimioterapia y la radioterapia, también atacando a las células cancerosas.

Por otro lado, el jengibre tiene propiedades anticancerígenas y reductoras de tumores malignos, por lo cual, es considerado más efectivo que los fármacos creados para combatir el cáncer.

Para la elaboración del saludable batido se pican las rodajas de piña y después se muele el jengibre hasta quedar hecho polvo. Por último, se vierten en la licuadora junto con un vaso de leche y se cuela para evitar desagradables grumos.

Otras bebidas contra el cáncer

Propiedades del jugo de pepino

Además de las frutas, se pueden consumir el agua de mar, el vino y el té de jengibre, ya que también proporcionan propiedades anticancerígenas.

El agua de mar:

Tal vez se haya escuchado que esta agua debe evitar ser tomada por causar deshidratación, pero muchas de sus cualidades restituyen la salud del organismo.

Para tomarse debe ser acompañada con agua dulce, añadiendo un limón por litro y quizás endulzándose, para evitar el salado sabor.

Té de jengibre:

Como ya fue mencionado antes, el jengibre ayuda a reducir los tumores malignos presentes en el organismo.

Para hacerse el té se debe cortar finamente el jengibre y mezclarlo con un jugo de limón. Anteriormente, se debe haber estado hirviendo una taza de agua y al estar lista se vierte la mezcla en ella, bebiéndose poco a poco.

El vino:

Quizás sea un dato un poco conocido, pero una copa de vino logra reducir en un 20% la posibilidad de adquirir cáncer. Posee fenólicos –el resveratrol y la quercetina– que actúan como antioxidantes y previenen el cáncer.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.