Batidos medicinales de fresa

Definiciones

El batido, también llamado merengada y/o malteada, es una bebida tradicionalmente elaborada a base de leche, frutas, jarabe y helado. Por otro lado, el batido medicinal es preparado solo a base de leche y frutas, como por ejemplo el batido medicinal de fresa, que mejora la salud de la persona qué lo esté ingiriendo.

En cuanto respecta a los fines de los batidos tradicionales y medicinales, los tradicionales cumplen con el propósito de ser deliciosos y, según muchos, “nutritivos” –lo que es una vasta mentira porque contienen una gran porción de azúcar–; mientras tanto, los medicinales aportan agentes saludables al cuerpo humano y favorecen su condición física, siendo entonces verdaderamente nutritivos.

Leche con frutas

Ahora bien, el batido medicinal está hecho a base de leche con frutas, siendo mucho más sano que un batido con una inmensa cantidad de helado mezclado con jarabe. El medicinal es llamado así ya que al contener mayormente frutas –fresas, cambures, piña, mango– se convierte en un batido con propiedades nutritivas; por ejemplo, un batido medicinal ayuda a perder peso, a reducir el colesterol, a prevenir el cáncer, a estimular las funciones gastrointestinales y las diuréticas. De igual manera, la leche también es nutritiva, aportando grasas –que son mayormente saturadas–, proteínas –la caseína y  la albúmina–, glúcidos –la lactosa y la azúcar– y vitaminas –como las A, B, C, D3, E–.

Un batido medicinal muy común es el de fresas, acompañado también de otras frutas, como por ejemplo la piña y la naranja. Evidentemente, las fresas, las piñas y las naranjas son fuentes de diversas vitaminas y minerales.

Propiedades de las fresa

A saber, la fresa contiene las vitaminas A, C y E –aquellas que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y a prevenir enfermedades cardiovasculares y degenerativas–. Incluso, aportan minerales como el potasio, el magnesio, el hierro, el fósforo, el yodo y el calcio, así como fibra, ácidos y flavoides.

Artículos que debes leer
1 De 78

En lo concerniente a las piñas, estas poseen bromelina, potasio y sodio, que ayudan a digerir las proteínas descomponiéndolas en aminoácidos y a reducir la presión arterial respectivamente. Además, elimina líquidos y aporta calorías.

Está claro que las naranjas son ricas en vitamina C, pero también abarcan las A y B, al igual que las fresas. Comprenden componentes como el fósforo, el magnesio, el calcio y el potasio, cuyas funciones son disminuir la azúcar en la sangre, prevenir enfermedades en el corazón, acabar con las migrañas y fortalecer el cuerpo humano en general.

Por otra parte, el endulzante es opcional; dicho de otro modo, si el paciente no siente un sabor lo suficientemente agradable al ingerir su batido, puede endulzarlo al gusto.

Ingredientes

Para preparar una jarra de batido medicinal de fresa se necesitan:

  • 500ml de leche
  • 400g de fresas
  • Rodajas de piña al gusto (mínimo dos)
  • 100ml de zumo de naranja
  • Endulzante (natural) al gusto
  • Hielo (opcional)

Elaboración

En primer lugar, se deben lavar bien las fresas, cortándoles los cabos verdes que llevan encima. Luego, se cortan las rodajas de piña –que haya sido previamente lavada y pelada– que se vayan a usar; pueden ser al menos dos para lograr que el sabor de la piña sea capturado al tomar el batido, y no esté oculto entre las fresas y la leche.

Después, se vierten las fresas, las rebanadas de piña, el vaso de leche, el zumo de naranja y la cantidad deseada de endulzante dentro de una licuadora. Se bate hasta llegar a ser espesa, aunque esto también depende de cómo lo quiera la persona. Sin duda alguna, se pueden añadir unos cubitos de hielo, para quienes prefieran un batido bastante frío.

Finalmente, se sirve un vaso de batido medicinal y se ingiere como parte del desayuno o como una rica merienda por la tarde, así refrescándose y nutriéndose.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.