Amargón o diente de león: Poder curativo y propiedades medicinales

El amargón o diente de león, por sus extraordinarias virtudes curativas, presta su ayuda efectiva, allí donde otras plantas son más débiles y sólo pueden dar alivio, porque actúa directamente sobre el principio de toda enfermedad, la sangre sucia y enferma.

Amargón o diente de león Poder curativo y propiedades medicinales
Amargón o diente de león Poder curativo y propiedades medicinales

¿Para que sirve?

El amargón tomado como té diariamente es un gran preventivo, depurativo y purificador de la sangre y además aumenta los glóbulos rojos. Es la planta ideal junto a la ortiga para los que sufren enfermedades de la sangre y el hígado; el amargón previene muchas enfermedades y presta gran ayuda a los enfermos en su lucha por recuperar la salud.

Como té o crudo en ensaladas, junto con la oruga, llantén o sólo, sus efectos en el, organismo son maravillosos, más aún si como el llantén se exprime el jugo lechoso que contienen las hojas y raíces y toma una copita en ayunas todos los días, mientras se sienta enfermo.

Artículos que debes leer
1 De 78

No olvide nunca que la salud del hombre depende totalmente de su sangre y el que le presta atención y ayuda oportuna, recibirá a cambio vitalidad y energía a raudales y esto se consigue haciéndose una cura preventiva por lo menos una vez al año, con las yerbas medicinales, tomándolas también diariamente como té o refrescos y comiéndolas crudas o preparadas en ensaladas.

te Amargón o diente de león Poder curativo y propiedades medicinales
Te Amargón o diente de león Poder curativo y propiedades medicinales

El té, el jugo de las hojas y raíces, las ensaladas crudas preparadas con amargón son preventivos de primer orden y se pueden hacer con toda seguridad y confianza curas especiales contra enfermedades del hígado, riñones, la vejiga, ictericia, falta de apetito, mala digestión y estreñimiento, malestar del bazo y los pulmones.

¿Como se prepara el amargon o diente de león?

Para preparar un té de amargón, se usa una cucnara de yerba por una taza de agua. Cuando el agua está hirviendo, eche la yerba y tape. Saque enseguida y deje reposar. Tome esté té en las mañanas, entre el día y por la tarde en vez de colas y refrescos embotellados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.