Remedios Caseros y Plantas Medicinales

Alimentación en el embarazo

La alimentación en el embarazo es algo que preocupa a muchas mujeres, ya que debe ser sana, variada y equilibrada. Esta interviene de forma importante  en el desarrollo del bebé que se encuentra aún en la barriga y se está formando. Es por esto que debemos tener muy claro cuáles alimentos y bebidas podemos o no consumir durante esta etapa.

Alimentación en el embarazo

Al momento de quedar embarazada, tu cuerpo y tu alimentación deben adaptarse al nuevo estado. Durante los nueve meses del embarazo, los especialistas recomiendan consumir cinco comidas diariamente (desayuno, merienda a media mañana, almuerzo, merienda de la tarde y cena).

La alimentación en el embarazo durante la hora del desayuno se vuelve de vital importancia, por lo que debemos cuidar lo que consumimos. En este momento del día podrías sentirte débil o cansada por pasar tantas horas sin comer. Por lo que necesitas una gran cantidad de nutrientes. Las frutas, la mermelada, el yogurt, la granola y un bizcocho dan energía y son muy recomendados.

Para almorzar, el pescado es muy beneficioso por ser una excelente fuente de proteínas y contener nutrientes importantes para las embarazadas.  Los mejores son las anchoas, las sardinas, el bonito y los pescados congelados. Procura no comer pescado crudo, moluscos ni crustáceos porque podrían contener bacterias que afecten al feto.

Las verduras también son importantes durante el embarazo, pero no todas son aptas para el consumo. Evita comer nabos, tomates verdes, papas verdes, espinacas y acelgas en exceso, ya que podrían dañar generar ácidos que dañen al bebé. En su lugar, consume tomates y papas maduras, zanahorias, champiñones, espárragos, guisantes y calabacín.

La cena para las mujeres embarazadas debe ser ligera y equilibrada para garantizar un buen descanso. Evalúa lo que has comido a lo largo del día y elige comidas de las que tengas carencias en el día. Lo ideal son verduras frescas y naturales, arroz, papas, pastas integrales, aceite de oliva, pescados y huevos, evitando comer picantes y grasas.

Artículos que debes leer
1 De 78

Los caldos de verduras son otras de las comidas ampliamente recomendadas para cualquier hora del día. Estos son alimentos con alto contenido de minerales que a la vez son bajos en calorías.

Bebidas aptas durante el embarazo

Para el desayuno, se recomienda tomar leche, debido a que tiene azucares simples de rápida asimilación. De la misma manera, los jugos de frutas naturales también están muy recomendados por ser ricos en vitaminas. Además, empezar a tomar agua desde este momento del día es indispensable para consumir los 2 litros diarios.

Las infusiones también están permitidas, especialmente aquellas que ayudan a dormir y a la relajación. No obstante, deben ser tomadas con moderación, es decir, no abusar de ellas.

Por el otro lado, hay unas cuantas bebidas que están prohibidas o deben ser limitadas. Por ejemplo, las bebidas con cafeína, como el café y el té, deben ser de consumo limitado porque afectan el sueño y el ritmo cardiaco. De la misma manera, todas las bebidas alcohólicas están totalmente prohibidas porque pueden afectar el desarrollo del feto.

¿Por qué es importante?

Dependiendo de la etapa del embarazo, las necesidades del bebé y de la madre. Un ejemplo de ellos es que durante el primer trimestre. La madre debe tener reservas de ácido fólico para prevenir defectos en el feto. Por el otro lado, en el segundo y el tercer trimestre, la dieta de la madre puede variar de acuerdo a los análisis.

Es por esto que en caso de sufrir un déficit de hierro o diabetes gestacional, el ginecólogo modificará tu alimentación en el embarazo. Así, podrás satisfacer todas las necesidades del bebé sin ningún tipo de riesgo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.