Zanahoria en contra del cáncer

La zanahoria es uno de los vegetales mejor conocidos a nivel nutricional por su alto contenido de  vitaminas y minerales. Básicamente se le conoce por ser un eficaz antioxidante con propiedades anticancerígenas. Es rica en caroteno, el cual es un pigmento amarillo o anaranjado con funciones antioxidantes. Es decir, protege la piel de radiaciones solares dañinas. De modo que tiene efectos positivos en la visión, en la formación de la sangre y la piel. Además ayuda al funcionamiento de las bronquiales y las vías respiratorias, lo que hace prevenir congestiones.

Alimentación contra el cáncer

Son un excelente alimento y son una de las pocas verduras que cocidas pierden muy poco valor. De hecho tiene propiedades antioxidantes y cuida al organismo. Especialmente evita que las células y tejidos sean atacados generando alteraciones que puedan ocasionar enfermedades degenerativas en el cuerpo.  Este vegetal es rigurosamente incluido en la alimentación contra el cáncer ya que posee múltiples beneficios para el organismo.

Tiene origen de vitamina E y se complementa con la vitamina B, como los folatos y la vitamina B3 o niacina. También en cuanto a los minerales, destaca el aporte de potasio que es excelente para el rendimiento físico. De hecho contiene pequeñas cantidades de fósforo, magnesio, yodo y calcio.

Por lo general  la zanahoria es buena para la limpieza  de los dientes y ayuda a la secreción de saliva. De tal manera que favorece a una mejor digestión y que el organismo tenga un buen funcionamiento. Sin embargo se recomienda para curas depurativas por ser alcalinizaste. Contribuye a subir el pH de la sangre y a reducir la presencia de ácido úrico.

Por otro lado se considera adecuada para enfrentar los trastornos metabólicos y endocrinos. Un ejemplo: Dismenorrea, hipertiroidismo, depresión nerviosa, retrasos en el crecimiento y al comportamiento de la mente. Por su esencia de pectina, tiene componentes antidiarreicos, pudiéndose considerar un alimento rico en minerales. Además, es un buen mineral para el organismo y es importante ser consumida después de las diarreas.

El aceite esencial de sus semillas ayuda a eliminar parásitos intestinales y favorece la digestión. De tal forma que contribuye a la formación de fluidos intestinales y a su eliminación y favorece la menstruación.

Zanahoria alimentación contra el cáncer

Alimentación contra el cáncer

Por toda esa gama de componentes extraordinarios en un solo vegetal, se puede apreciar los componentes anticancerígenos de la zanahoria. Entre éstos y los más importantes en la lucha contra células cancerígenas están los antioxidantes y su cualidad alcalinizaste. Básicamente es importante considerar que el jugo de zanahoria contiene el falcarinol. Es decir, un ingrediente que ha dilatado el crecimiento de tumores en investigaciones con animales. Por otro lado en las  pruebas de laboratorio, tejidos cancerosos colocados en el suero sanguíneo cargado de vitamina E no crecieron. Además está vitamina reforzaría la fuerza inmunológica del organismo.

Por esta razón, no es entonces infructuosa su incorporación implacable en la alimentación contra el cáncer. De hecho muchos testimonios, así lo han demostrado, ya que es una manera natural y sin químicos de combatir dicha enfermedad.

¿Cómo se  puede consumir la Zanahoria?

Se puede consumir cocinada o cruda y de muchas formas. Sin embargo hay quienes aseguran que es mejor cocinar el vegetal  intacto porque  evita que pierda  sustancias valiosas. Es decir cocinar las zanahorias enteras ofrecen un mejor beneficio ya que no pierde partes de sus nutrientes. Especialmente si se va a cocinar las verduras es recomendable hacerlo con la poca cantidad de agua. Además el contacto con el aire oxida las vitaminas.

Pueden ser consumidas incorporándolas en ensaladas, arroces, cremas, frijoles, sopas, guisos e inclusive solas y saben muy bien. De hecho es una de las formas más adecuadas de disfrutarlas cada día es mediante la preparación de su jugo. Esencialmente se usa como tratamiento en la alimentación contra el cáncer y se recomienda consumir el zumo de la hortaliza.

Para hacerlo, basta con pasar la zanahoria por un extractor y tomar el zumo concentrado que sale del vegetal.  Sin embargo en caso de no poseer un aparato como éste, se puede procesar con un poco de agua en la licuadora. Sin duda alguna se recomienda tomar el zumo en ayunas para reactivar el sistema inmunológico en el organismo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.